Publicado 24/05/2016 13:16CET

Familiares de los tripulantes del accidente de Swiftair piden a Fomento conocer el informe

Avión de Swiftair estrellado en Malí
REUTERS

"Exigimos ser tratadas con la misma dignidad con que son asistidas víctimas de otras tragedias"

MADRID, 24 May. (EUROPA PRESS) -

Las familias de los seis tripulantes fallecidos en el accidente en Malí del vuelo AH5017 de la compañía española Swiftair han dirigido una carta a la ministra en funciones de Fomento, Ana Pastor, para pedir "cuanto antes" conocer en español el informe final de la investigación de la BEA francesa sobre el siniestro, del que el próximo 24 de julio se cumplirán dos años.

El accidente del vuelo AH5017, operado por Air Algérie y en el que viajaban 110 pasajeros --entre ellos 50 franceses--, costó la vida a las 116 personas que ocupaban el avión, incluidos los seis miembros de la tripulación de nacionalidad española.

El pasado 21 de abril, los familiares conocieron las conclusiones del informe técnico final sobre el accidente, a través de una traducción del francés al español de un técnico de la BEA, la Oficina de Investigación y Análisis francesa (BEA), encargada de liderar dicha investigación, en un encuentro auspiciado por la Comisión de Accidentes e Incidentes Aéreos (CIAIAC), adscrita a Fomento.

Según denuncian, tras más de cinco horas de reunión y de preguntas sin respuesta, los familiares solicitaron que dicho informe les fuera entregado en español, a lo que se comprometió el secretario general de la CIAIAC "sin que a fecha de hoy hayan tenido respuesta". Al encuentro asistieron el secretario general de la CIAIAC, el responsable de la Unidad de Emergencias del Ministerio de Fomento, así como un traductor que hizo de intérprete.

Asimismo, reclaman que se erija una placa en memoria y recuerdo de los seis españoles que murieron lejos de su país, ya que no encontraron su futuro laboral en España.

"Las familias de los tripulantes del vuelo AH5017 no somos más que otras familias afectadas, pero tampoco somos menos y exigimos ser tratadas con la misma dignidad de ciudadanos españoles con que son asistidas las de otras tragedias", aseguran.

FALLO EN EL SISTEMA ANTICONGELANTE.

El accidente se debió a un fallo en la activación del sistema anticongelante, según el informe final de los investigadores franceses, que señala que los pilotos de Swiftair no activaron el sistema que habría evitado la acumulación de cristales de hielo.

"La investigación no ha podido determinar si la no activación del anticongelante se debió a un olvido o a una decisión de la tripulación, que consideró que no era necesario por la situación ambiental", recoge la BEA.

Como consecuencia, el piloto automático recibió informaciones erróneas que hicieron que disminuyera la velocidad y terminara entrando en caída libre. Los investigadores desconectaron el piloto automático "23 segundos después de que el avión hubiese entrado en situación de descenso".

Tras los análisis realizados a las cajas negras, se constató que el avión volaba a una velocidad de 740 kilómetros por hora antes del siniestro y cayó de forma brusca, lo que provocó un impacto contra el suelo "extremadamente violento". El avión de Swiftair se estrelló tras haber desaparecido de los radares 50 minutos después de despegar.