Publicado 02/07/2020 13:42:23 +02:00CET

ITP Aero diseña y fabrica la primera carcasa de la IPT del futuro motor UltraFan de Rolls-Royce

Motor UltraFan
Motor UltraFan - ITP

Dice que definirá una nueva era en los motores a reacción con "importantes reducciones" de peso, ruido y consumo de combustible

BILBAO, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

ITP Aero ha diseñado y está en fase de fabricación final de la primera carcasa de la IPT (Intermediate Pressure Turbine) del futuro UltraFan de Rolls-Royce, una nueva arquitectura de motor aeronáutico que establecerá un "nuevo estándar de eficiencia y comportamiento medioambiental" y que reducirá el consumo de combustible un 25% en comparación a la familia de motores Trent en servicio actualmente.

En un comunicado, la compañía ha destacado que este proyecto forma parte del CDTI y del programa Clean Sky 2 de la Unión Europea, se ha llevado a cabo en cinco años y ha contado con la colaboración de tres centros tecnológicos.

Según ha precisado, la carcasa es el principal componente estático de la IPT del UltraFan, es el soporte de los vanos y del resto de piezas estáticas y soporta la transmisión de cargas con el resto del motor. Además, adicionalmente protege la aeronave conteniendo los álabes de la turbina en caso de fallo.

La compañía ha subrayado que la IPT es un módulo clave del futuro UltraFan, diseñada para funcionar a velocidades muy altas que permiten optimizar el consumo de combustible y emisiones de CO2 del motor.

En el proceso de fabricación destaca el uso de la nueva tecnología Powder HIP (Hot Isostatic Pressing), lo que ha conllevado una reducción de la materia prima necesaria para su fabricación de hasta un 60%.

Este método de fabricación también permite una "reducción importante" del consumo energético en comparación al método de fabricación tradicional partiendo de una forja.

El director Ejecutivo de Tecnología de ITP Aero, Erlantz Cristóbal, ha destacado que ITP Aero sigue teniendo "visión en el largo plazo", en un futuro "donde la sostenibilidad jugará un papel fundamental en el sector". "Por ello, a pesar de la difícil situación que atraviesa el sector aeronáutico, seguimos trabajando por una aviación cada vez más sostenible, apostando por el desarrollo de tecnología propia, y ofreciendo productos y servicios aeronáuticos más eficientes", ha agregado.

Erlantz Cristóbal ha subrayado que se ha conseguido este hito gracias al desarrollo de una nueva tecnología de fabricación, "fruto de la sólida red de colaboración con centros tecnológicos estratégicos y centros conjuntos de I+D+i con universidades".

Los tres centros que han participado son el Centro de Fabricación Avanzada Aeronáutica (CFAA), que ha llevado a cabo el diseño de los moldes (canisters) y el mecanizado de la carcasa, el Centro de Estudios e Investigaciones Técnicas (CEIT), que ha desarrollado el proceso de sinterizado a alta presión y temperatura del astroloy y el Instituto Madrileño de Estudios Avanzados de Materiales (IMDEA de Materiales), que se ha encargado de la caracterización del comportamiento del astroloy a contención e impacto.

Además de los tres centros, también ha participado la Universidad Politecnico di Torino en la definición de los tratamientos térmicos y la empresa privada Aubert & Duval ha suministrado el astroloy.

A diferencia de la primera generación de motores Trent de Rolls-Royce, en los que ITP Aero participa como socio a riesgo y beneficio (RRSP en sus siglas en inglés), el UltraFan no cuenta con una Turbina de Baja Presión (LPT en sus siglas en inglés) y ésta es sustituida por una IPT que propulsa tanto el fan como el compresor de presión intermedia.

Según ha detallado, el principal reto tecnológico de la IPT es que esta turbina tiene que proporcionar "una gran potencia" a velocidades y temperaturas significativamente más altas. Para ello, ITP Aero se ha servido de su experiencia en el desarrollo de Turbinas de Baja Presión de alto rendimiento para los motores Trent anteriores.