Publicado 06/03/2021 10:34CET

Las aerolíneas inician 2021 peor de lo que terminaron 2020

Archivo - Un pasajero camina por las instalaciones de la Terminal 4 del aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez, en Madrid (España), a 12 de enero de 2021.
Archivo - Un pasajero camina por las instalaciones de la Terminal 4 del aeropuerto Madrid-Barajas Adolfo Suárez, en Madrid (España), a 12 de enero de 2021. - Jesús Hellín - Europa Press - Archivo

MADRID, 6 Mar. (EUROPA PRESS) -

El tráfico de pasajeros cayó en enero de 2021, tanto en comparación con los niveles anteriores al Covid-19 (enero de 2019) como en comparación con el mes inmediato anterior (diciembre de 2020), según los datos de La Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA). Y es que la incertidumbre sobre cuánto tiempo durarán las restricciones de movilidad tiene un gran impacto tanto en los viajes presentes como futuros.

La demanda total en enero de 2021 (medida en pasajeros por kilómetro de ingresos o RPK) disminuyó un 72% en comparación con enero de 2019. Esa cifra supera el descenso interanual del 69,7% registrado el mes de diciembre de 2020.

La demanda interna total se redujo un 47,4% en comparación con los niveles anteriores a la crisis (enero de 2019). En diciembre fue un 42,9% inferior a la del año anterior. Este debilitamiento se debe en gran medida a los controles de viajes nacionales más estrictos en China durante el período de vacaciones del Año Nuevo Lunar.

Por su parte la demanda internacional de pasajeros en enero fue un 85,6% inferior a enero de 2019, una nueva caída en comparación con el descenso interanual del 85,3% registrada en diciembre.

"2021 está comenzando peor de lo que terminó 2020 y eso es decir mucho. Incluso a medida que los programas de vacunación se aceleran, las nuevas variantes de Covid están llevando a los gobiernos a aumentar las restricciones de viaje. La incertidumbre sobre cuánto tiempo durarán estas restricciones también tiene un impacto en los viajes futuros", alertó el director general y CEO de IATA Alexandre de Juniac.

Y es que las reservas anticipadas en febrero de este año para la temporada de viajes de verano del hemisferio norte estuvieron un 78% por debajo de los niveles de febrero de 2019.

Las aerolíneas europeas tuvieron una disminución del tráfico del 83,2% en enero frente al mismo mes del año anterior, lo que supone empeorar desde una disminución del 82,6% registrado en diciembre en comparación con el mismo mes de 2019. La capacidad se hundió un 73,6% y el factor de ocupación cayó en 29,2 puntos porcentuales hasta el 51,4%.

El tráfico de enero de las aerolíneas norteamericanas cayó un 79% en comparación con 2019, una ligera mejoría desde una disminución del 79,5% en diciembre de un año a otro. La capacidad se hundió un 60,5% y el factor de ocupación se redujo 37,8 puntos porcentuales a 42,9%.

Por su parte las aerolíneas latinoamericanas experimentaron una caída de la demanda del 78,5% en enero, en comparación con el mismo mes de 2019, empeorada desde una caída del 76,2% en diciembre en tasa interanual.

La capacidad de enero se redujo en un 67,9% en comparación con enero de 2019 y el factor de ocupación se redujo en 27,2 puntos porcentuales a 55,3%, el más alto entre las regiones por cuarto mes consecutivo.

Según los datos de la IATA, el tráfico de enero de las aerolíneas de Asia-Pacífico se desplomó un 94,6% en comparación con el período de 2019, prácticamente sin cambios desde el descenso del 94,4% registrado en diciembre de 2020 en comparación con el año anterior.

La región siguió sufriendo las caídas más pronunciadas del tráfico por séptimo mes consecutivo. La capacidad cayó un 86,5% y el factor de ocupación se hundió 49,4 puntos porcentuales hasta el 32,6%, el más bajo entre las regiones.

Por su parte, las aerolíneas de Oriente Medio vieron caer la demanda un 82,3% en enero en comparación con enero de 2019, que se mantuvo prácticamente sin cambios desde una caída de la demanda del 82,6% en diciembre en comparación con el año anterior. La capacidad cayó un 67,6% y el factor de ocupación disminuyó 33,9 puntos porcentuales hasta el 40,8%.

Para finalizar el tráfico de las aerolíneas africanas cayó un 66,1% en enero, lo que supuso una mejora modesta en comparación con la disminución del 68,8% registrada en diciembre frente al año anterior. La capacidad de enero se contrajo 54,2% en comparación con enero de 2019, y el factor de ocupación cayó 18,4 puntos porcentuales hasta el 52,3%.

MEDIDAS URGENTES.

Antes estos datos la organización de transporte aéreo muestra una profunda preocupación. "Decir que 2021 no ha tenido un buen comienzo es quedarse corto. Las perspectivas financieras para el año están empeorando a medida que los gobiernos endurecen las restricciones de viaje", advirtió de Junian reclamando medidas de ayuda adicionales por parte de los gobiernos.

"Es fundamental que los gobiernos elaboren y compartan sus planes de reinicio junto con los puntos de referencia que los guiarán. Esto permitirá que la industria esté preparada para dinamizar la recuperación sin demoras innecesarias", dijo de Juniac.

En su opinión, se necesitan con urgencia una serie de normas de carácter global que registren de forma seguras las pruebas y las vacunas en formatos que sean reconocidos internacionalmente.

"IATA lanzará pronto el IATA Travel Pass para ayudar a los viajeros y a los gobiernos a gestionar las credenciales de salud digital. Pero el beneficio completo de IATA Travel Pass no se puede lograr hasta que los gobiernos acuerden los estándares para la información que desean", concluyó de Juniac.