Publicado 10/11/2018 10:59CET

MSC Cruceros planta los primeros árboles en su isla de Bahamas

Ocean Cay MSC Reserva Marina
MSC CRUCEROS

Recibirá a sus primeros visitantes en noviembre del próximo año

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

La naviera MSC Cruceros ha anunciado que está comenzando a plantar los primeros árboles en la isla caribeña exclusiva propiedad de la compañía y ubicada en Bahamas que recibirá dentro de un año a sus primeros huéspedes provenientes de cuatro barcos.

Con el proyecto Ocean Cay MSC Reserva Marina, MSC Cruceros está transformando un antiguo espacio de extracción de arena industrial en una rica reserva marina y una isla privada que se convertirá en el destino exclusivo de los pasajeros de MSC Cruceros en armonía con el ecosistema local.

Ya está en marcha el proyecto de paisajismo: se van a plantar más de 75.000 arbustos y plantas autóctonas junto con 60 especies de árboles, flores y arbustos naturales del Caribe para crear un fértil entorno tropical.

En breve se empezarán a levantar más de 100 construcciones ecológicas, entre otros, bares, restaurantes y alojamientos para los empleados que van a vivir en la isla. Además, pronto comenzarán las obras del faro, llamado a convertirse en un lugar emblemático de la isla y en un punto de referencia para los pasajeros que buscan entretenimiento al caer el día.

Uno de los lugares más característicos de la isla será el muelle interior, por el que los pasajeros podrán pasear cuando lo deseen. MSC Cruceros ha diseñado cada elemento de la isla para crear una experiencia bahameña auténtica y envolvente.

Además MSC Cruceros se encuentra en proceso de recrear el fondo marino que rodea la isla. Pronto, una gran variedad de especies marinas lo repoblarán. Dentro de un año, los pasajeros podrán descubrir por sí mismos el océano en todo su esplendor natural, nadar en sus aguas , hacer esnórquel, bucear o acercarse en barca a uno de los cayos vecinos.

En las labores de limpieza de la isla se han recogido más de 500 toneladas de chatarra y residuos industriales. Eso sin contar la limpieza final de los escombros bajo el agua que está a punto de comenzar.

A fin de crear una base firme, se han movido más de 500.000 toneladas de arena y tierra para dar forma a la isla en sí. En el centro se va a crear una laguna poco profunda que se convertirá en una zona de ocio para familias.

CREACIÓN DE UN PARAÍSO PROTEGIDO.

La isla también contará con ocho playas, cada una de ellas con su propia personalidad y su propio ambiente. Las playas son de arena de aragonito, caracterizada no solo por su color blanco sino también por el importante papel que cumple en la formación de arrecifes de coral al mantener los niveles de pH del agua.

Con el deseo de crear un paraíso protegido y recuperar el coral natural en torno a la isla, MSC Cruceros está trabajando en estrecha colaboración con auditores ambientales, expertos medioambientales de las Bahamas y otros organismos para controlar que se adoptan las mejores prácticas.

Está previsto crear un laboratorio marino en Ocean Cay que investigará un coral resistente al cambio climático con la esperanza de aportar ideas y conocimientos para otros hábitats isleños similares.

El proyecto Ocean Cay MSC Reserva Marina se ha llevado a cabo para crear un efecto positivo duradero tanto en el entorno como en las comunidades de las Bahamas. MSC Cruceros ha empleado materiales locales siempre que ha sido posible y, para cuando concluya el proyecto, más de 400 bahameños habrán participado directamente en la construcción de la isla.

También se contratará a bahameños para un amplio abanico de trabajos permanentes, entre ellos, puestos de dirección, empleados técnicos, asistentes en la isla, socorristas y buceadores de rescate. Los comerciantes locales también serán una fuente de recursos para las diferentes excursiones en tierra que se ofrezcan a los pasajeros.

Para leer más