Enric Sala y Sylvia Earle son 'Guerreros de los océanos'

Actualizado 29/09/2017 17:09:44 CET
Enric Sala en 'Guerreros de los océanos'
NAT GEO WILD

MADRID, 29 Sep. (EUROPA PRESS) -

Nat Geo Wild sigue luchando para apoyar a las especies en peligro de extinción con 'Misión Crítica', espacio que este mes de septiembre lo protagonizan los océanos y sus héroes de la mano de Enric Sala o Sylvia Earle en Guerreros de los Océanos. El documental, que se estrenará este sábado a las 18.00 horas, promete espectaculares imágenes de las profundidades marinas, y datos

"Tenemos el poder de elegir. Pero el tiempo para tomar esa decisión se nos está escapando. Todavía está en nuestras manos", afirma Sylvia Earle en este documental, que cuenta con expertos conservacionistas como Earle y Enric Salas.

La reconocida bióloga marina de National Geographic es una de las voces cualificadas que junto a otros compañeros, como el Explorador Residente de la Sociedad National Geographic, Enric Sala, alertan sobre la terrible situación de nuestros fondos marinos sin perder el optimismo y buscando soluciones realistas y asequibles para todos.

El biólogo marino español lidera además el proyecto Pristina, una apuesta de la Sociedad National Geographic destinada a proteger enclaves marinos seriamente amenazados por la contaminación o la pesca no regulada. Para estos expertos, es esencial que la gente entienda que todavía es posible cambiar las cosas y por eso se embarca en una misión muy especial que le llevará a Palau, un pequeño estado situado en el Océano Pacífico y compuesto por unas 250 islas e islotes.

Para muchos se trata de 'La joya del Pacífico', reconocido como uno de los grandes paraísos para el buceo, pero es también todo un ejemplo de buena conservación.

Los pescadores de la zona confiesan que hace años empezaron a sufrir la escasez de especies y se dieron cuenta que había que recuperar un modelo de pesca más tradicional, volver a "pescar lo que necesitas, no lo que quieres". Los pescadores de Palau son conscientes de que deben cuidar del océano, no aprovechase de él. Un cambio de mentalidad que les ha hecho darse cuenta que el océano tiene más valor vivo que muerto.

Actualmente, Palau es un paraíso marino gracias a la concienciación social y política: en 2015, el gobierno de Palau hizo un movimiento sin precedentes creando una reserva de 500.000 kilómetros cuadrados en los que no se puede pescar. "Nunca había visto tanta vida, tanta actividad bajo el agua", asegura Enric Sala después de una de sus inmersiones en Palau, tal y como muestra en el documental "Los guerreros de los océanos".