Actualizado 06/06/2007 21:09 CET

LaSexta se queda sin su serie estrella con el final de la segunda temporada de 'Prison break'.

MADRID, (OTR/PRESS)

La fuga de la prisión fue complicada pero las persecuciones fuera de ella no lo han sido menos. Con un par de meses retraso con respecto a EE.UU., laSexta emite el inesperado final de la segunda temporada de 'Prison Break' en dos capítulos. La fuga más espectacular de la televisión continuará la próxima temporada, la tercera, en laSexta pero aún tardará ya que ni siquiera se ha estrenado al otro lado del charco y tiempo queda.

Wentworth Miller (Michael Scofield) se ha convertido con esta serie en un actor revelación de la ficción a nivel mundial. La persecución ha mantenido en vilo todas las semanas a millones de espectadores en 100 países del mundo. En laSexta ha sido su serie más vista con una cuota de pantalla media del 4% y 695.000 espectadores. Así, "la fuga" de la serie de la parrilla deja a la cadena sin su serie estrella. El relevo lo tomará la cuarta temporada de 'Navy: investigación criminal' el próximo jueves, según confirmaron fuentes de laSexta a OTR/Press.

Si en la primera temporada Michael Scofield, papel interpretado por el actor Wentworth Miller, ideó un plan para sacar a su hermano, Lincoln Burrows (Dominic Purcell), de la prisión en la que está condenado a la silla eléctrica por un crimen que no cometió, en el transcurso de la segunda temporada, hemos podido ver cómo Michael y el grupo de reclusos que se fugaron con él se convierten en fugitivos y luchan por mantenerse libres.

La tensión a la que los espectadores de la serie se veían sometidos en la primera temporada, en la que las paredes de Fox River constituían un foco de conflictos y contratiempos, se ha visto acrecentada en esta segunda entrega, en la que las carreteras de Texas han sido testigos de las inquietantes persecuciones. Algo así como la versión en serie de 'La gran evasión' para la primera temporada y un 'remake' de 'El fugitivo' para la segunda. Los tatuajes de Scofield, imprescindibles para poner en marcha el plan de huida de la prisión de Fox River, también han sido indispensables en esta segunda etapa.

El FBI ha sido el encargado de seguir tras la pista de los presos dada la gravedad del caso y la excusa para introducir nuevos personajes en la trama. El agente Mahone (William Fichtner), un veterano experto en atrapar fugitivos, se ha convertido en la sombra de Michael, tomándose la persecución como algo personal. Los dos últimos episodios que emite laSexta son 'El fin del camino' y 'Sona'.