Actualizado 31/07/2022 14:55

No, España nunca ha alcanzado los 50 ºC

Un hombre rellena una botella de agua en una fuente en el parque de la Barceloneta, a 13 de julio de 2022, en Barcelona, Catalunya (España).
Un hombre rellena una botella de agua en una fuente en el parque de la Barceloneta, a 13 de julio de 2022, en Barcelona, Catalunya (España). - David Zorrakino - Europa Press

MADRID, 31 Jul. (Verificat/EUROPA PRESS) -

Durante la última ola de calor se ha repetido la idea de que la temperatura en España alcanzó los 50ºC en 1957. En redes sociales se ha llegado a hacer viral una portada de la revista El Español correspondiente a la semana del 11 al 17 de agosto de ese año donde se aprecia la frase 'Temperaturas de 50 °C en algún lugar de la Mancha'. ¿Qué hay de cierto en ello?

EL MENSAJE QUE ESTAMOS VERIFICANDO

Que hace 65 años, en agosto de 1957, en La Mancha se alcanzó los 50 grados centígrados.

CONCLUSIÓN

Es FALSO, según una verificación llevada a cabo por Verificat. La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) no tiene registros de que la temperatura en España haya superado nunca los 50 ºC.

JUSTIFICACIÓN

La Aemet no tiene registros de que se hayan superado los 50ºC en ningún punto de España. La temperatura más alta jamás registrada ha sido hasta el momento la de los 47,6ºC del 14 de agosto de 2021 en La Rambla (Córdoba). La segunda, la medida ese mismo día por la estación de Montoro (también en Córdoba): 47,4ºC. La temperatura más alta registrada en 1957 por un observatorio de Aemet fueron los 42,6ºC de Sevilla del 1 y 2 de agosto durante una ola de calor que duró ocho días, según un estudio llevado a teme por el meteorólogo de Aemet César Rodríguez Ballesteros.

La portada de El Español es real, tal y como ha confirmado a Verificat la hemeroteca de Comunicación de la Universidad Autónoma de Barcelona, pero la información que recoge no está avalada por Aemet. Al hablar de cómo se está viviendo la ola de calor de ese año en diferentes zonas de Europa, la revista apunta que los termómetros en varios puntos de La Mancha "llegaron hasta los 52 °C al sol".

El geógrafo físico de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) Dominic Royé ha explicado a Verificat que el dato de El Español --cuyo dato se desconoce-- no es fiable porque "los estándares de control de datos no son los mismos hoy en día que en los años 50": "El control de calidad hoy es mucho más riguroso".

Para hacer una homogeneización de los datos y poder llevar a cabo comparaciones de calidad con temperaturas registradas años atrás "hay que eliminar el efecto de los cambios de instrumentación, localización, etc. y expresar las temperaturas de forma compatible con la medición actual", según ha explicado a Verificat el climatólogo y director del departamento de Geografía de la Universidad Rovira y Virgilio (Tarragona), Enric Aguilar. (En esta publicación, Aguilar y su equipo llevaron a cabo este procedimiento para 22 estaciones meteorológicas de toda España, habilitándolas para la realización de estudios climáticos).

El experto ha destacado a Verificat que "en ningún caso" se puede comparar la temperatura 'al sol' con la temperatura al aire: la primera puede representar la sensación térmica, mientras que la segunda constituye el estándar utilizado por la Organización Meteorológica Mundial (WMO por sus siglas en inglés) que comunican las agencias oficiales --como la propia Aemet-- y de la que informan los medios de comunicación.

La WMO define la temperatura del aire como "la temperatura leída en un termómetro expuesto al aire y protegido de la radiación solar directa". Medirla es complicado: tres expertos explican en esta entrada del blog de Aemet que para obtenerla hace falta un sensor calibrado en laboratorios especializados, colocado en una ubicación que sea representativa de un entorno de unos 100 kilómetros a su alrededor, a entre 1,25 y 2 metros de altura, protegido del sol directo y de la lluvia y que la medida dé la media de la temperatura del aire de aproximadamente un minuto. Además, se somete a una revisión de calidad antes de la publicación de los datos para los estudios: "No [podemos] fiarnos de cualquier termómetro de la calle", concluye el artículo.

OLA DE CALOR

Recordemos que los meteorólogos determinan la existencia de una ola de calor cuando las temperaturas se mantienen muy por encima de lo esperado para una determinadas fechas durante tres o más días consecutivos (más información aquí). La frecuencia, intensidad y duración de estos y otros fenómenos meteorológicos extremos ha aumentado significativamente en los últimos años, llegando a duplicarse en sólo una década en España.

Verificat apunta a que esta afirmación falsa se encuadra en las muchas desinformaciones que intentan minimizar el alcance de la última ola de calor que ha amenazado también al Sudoeste de Europa con temperaturas récord, como tuvo lugar con la de junio. El meteorólogo de la Agencia Estatal de Meteología (Aemet) Ricardo Torrijo ha señalado a Verificat que esta última ola de calor "destacará por su gran duración (nueve días) y por su gran extensión territorial", si bien hay que esperar la publicación del estudio climatológico correspondiente antes de realizar la valoración final de su impacto. Sólo dos oleadas de calor han superado en duración a la última, según el registro histórico de estos fenómenos en España --que va de 1975 a 2018--: las del verano de 2003 y las de 2015.

FUENTES

  • El Español (I)
  • Verificat (I) (II) (III) (IV)
  • Aemet (I) (II) (III) (IV) (V) (VI) (VII)
  • Organización Meteorológica Mundial (I) (II
  • Clima en mapas (I)
  • Sociedad Meteorológica Real (I)
  • Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (I)
  • SpringerLink (I)

Esta verificación se publicó originalmente en Verificat. Si os llegan mensajes que os parecen dudosos, podéis reenviárnoslos al 666 908 353 y el equipo de Verificat lo verificará.

Contador