Usisa cifra su producción en 10.000 toneladas y logra una facturación de 25,3 millones

 

Usisa cifra su producción en 10.000 toneladas y logra una facturación de 25,3 millones

Ndp Conservas USISA: La Buena Campaña De Caballa Invita A Pensar En Positivo
EUROPA PRESS/ASYCOM
Publicado 03/04/2016 11:09:30CET

ISLA CRISTINA (HUELVA), 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

La empresa Unión Salazonera Isleña, Usisa, con sede en Isla Cristina (Huelva), ha procesado en 2015 un total de 10.000 toneladas y ha logrado un volumen de negocio de 25,3 millones de euros.

Según han informado a Europa Press desde la empresa isleña, las ventas nacionales superaron en 2014 los 21,4 millones de euros, experimentando un ascenso en 2015 cuando se lograron 21,9 millones. Asimismo, las exportaciones también registraron un alza de un ejercicio a otro ya que si en 2014 éstas fueron de 2,6 millones en 2015 se situaron en los 3,3 millones. En total, el volumen de negocio se encuentra en los 25,3 millones siendo mayor que en el ejercicio anterior cuando se situó en 24 millones.

En España, el sector de las conservas de pescado importa más que exporta. Si bien, el aumento de las ventas que ha experimentado Usisa en el último año se debe "al gran esfuerzo realizado a nivel comercial, destacando las promociones de cara al consumidor".

De este modo, desde Usisa han indicado que cuando el usuario final entra en contacto con sus productos de forma directa es más sencillo conseguir "su confianza" y prueba de ello es la fidelidad que "nos llevan demostrando durante más de cuatro décadas".

La empresa cuenta con tres marcas: Tejero, Usisa y El Decano. Tejero es la más conocida tanto a nivel andaluz como en toda España y la que representa el mayor volumen de producción (75 por ciento). Por su parte, Usisa se caracteriza por ser una marca 'premium', más orientada hacia el mercado gourmet, mientras que El Decano está más centrada en el canal de la hostelería, la restauración y el catering.

La producción de Usisa en el último año alcanzó las 10.000 toneladas. De este número, 8.500 toneladas (Tn) corresponden a conservas y 1.500 Tn a salazones. Por productos, la caballa es la gran protagonista ya que supone el 45 por ciento de su producción. Le sigue el atún (25 por ciento), la melva (20 por ciento) y el diez por ciento restante se divide entre sardinillas, boquerones y huevas.

Por su parte, la mojama de atún es la 'joya' de sus salazones y elabora 1.000 toneladas. Las sardinas prensadas, por su parte, suponen las 500 toneladas que faltan para completar las 1.500 toneladas de salazones.

Así, ante estas cifras, desde Usisa han recordado que su sector depende del mar y de la pesca, pero, pese a todo, "nos sentimos optimistas y esperanzados en mejorar las cifras a lo largo de año en curso".

Igualmente, los productos se destinan principalmente al mercado nacional. Aun así, fuera de nuestras fronteras "se conocen cada vez más las conservas y salazones de Usisa gracias a acciones comerciales que están funcionando realmente bien". A corto plazo, la empresa espera tener una mayor presencia exterior, ya que "los exportadores quedan encantados cuando conocen las cualidades organolépticas de nuestros productos", han precisado.

Tras indicar que sus principales clientes son las grandes superficies como los supermercados que suponen el 40 por ciento de su distribución; los hipermercados, con un 35 por ciento y los mayoristas (25 por ciento), una de las principales metas en este terreno para Usisa es "incrementar la distribución ponderada, es decir, mejorar las cuotas en los supermercados".

IMPORTANCIA DEL I+D

Usisa considera "vital" la apuesta por el I+D, de manera que el departamento de Calidad e I+D controla todas las fases que comprende el proceso productivo de sus conservas y salazones de pescado. Se encarga de implantar "rigurosos" métodos de análisis tanto de materias primas como de los productos semielaborados y finales. Así, toda esta labor se ha visto plasmada en la obtención de la certificación del estándar europeo de Calidad IFS. Dicha normativa sirve para desarrollar nuevos productos y para mejorar el proceso productivo de forma continua.

SITUACIÓN DEL SECTOR

Tanto el sector de las conservas como el de los salazones depende de las cuotas de pesca que se establezcan. Al basarse en productos de temporada se tienen que ajustar al volumen de pescado que haya durante cada campaña. Además, resulta destacable que en sus procesos de elaboración no se usa ningún tipo de producto químico, se trata de un alimento de temporada tratado de forma completamente manual.

Respecto a los retos del futuro, han indicado que las nuevas tendencias para atraer a los consumidores irán en la línea de productos que sean naturalmente saludables, sostenibles con el medio ambiente, orientados a la tercera edad (grueso de la población), hogares unifamiliares y que aporten seguridad alimentaria (prolongando su vida útil con etiquetado inteligente).

En definitiva, aportar un producto ajustado a las necesidades del consumidor y el mercado actual, "basándonos siempre en dar una información transparente". En este sentido, "estamos trabajando también en visitas organizadas a la fábrica aprovechando el turismo de la zona".

INICIOS DE LA COMPAÑÍA

El punto de partida de Usisa surge de la unión de 24 pequeños empresarios isleños dedicados al salazón de la sardina. El gran impulsor fue Juan Vázquez Méndez, actual presidente de Usisa, quien con esta asociación buscaba que todos los artesanos del sector fueran de la mano, evitando así la competencia entre ellos en un mercado tan reducido.

Posteriormente, se amplió la actividad más allá del salazón con conservas de pescado, adquiriendo la marca El Decano y, más tarde, Tejero. En 2002, Usisa vivió un momento clave en su historia, inaugurando la actual fábrica de la compañía. La tarea es desempeñada principalmente por mujeres, siendo su capacidad de hasta 500 operarios.

Tras más de 40 años (año de fundación 1973) en el mercado con las marcas conserveras Usisa, Tejero y El Decano, hoy en día sus productos están amparados bajo tres Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP): IGP Caballa de Andalucía, IGP Melva de Andalucía y la recientemente obtenida IGP Mojama de Isla Cristina.

En Usisa la producción continúa siendo artesanal y el trabajo es desempeñado, casi en su totalidad, por mujeres, así como la elaboración
es completamente natural ya que solo utilizan aceite de oliva (o girasol) y sal marina.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies