Un estudio de la Junta avala la calidad del aire de Baena y garantiza que no hay riesgos para la salud

Actualizado 05/03/2015 18:52:11 CET

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio participa en unas Jornadas sobre Calidad del Aire en el municipio cordobés

BAENA (CÓRDOBA), 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía, María Jesús Serrano, ha asegurado que la actividad que desarrollan las empresas Oleícola El Tejar y Agroenergética de Baena (Córdoba) no supone un "riesgo para la salud humana, ni tampoco para la calidad medioambiental", pues así lo determina un estudio de la Junta, que avala la calidad del aire de Baena y su comarca.

Durante unas jornadas sobre calidad del aire celebradas en Baena, la consejera ha afirmado que el estudio, realizado por la Universidad de Huelva y la Consejería para analizar el impacto de la actividad industrial de sendas empresas, tanto en el medio ambiente, como en la salud de la población de la comarca, concluye que "es muy infrecuente que las emisiones de las industrias impacten sobre núcleos habitados, pues los vientos dominantes dispersan sus emisiones en sentido contrario". En este punto, ha manifestado que el estudio avala la calidad del aire del área territorial, formada por los municipios de Baena, Luque, Zuheros y Doña Mencía.

También ha destacado Serrano que no se han encontrado problemas para la mayoría de contaminantes, excepto en dos compuestos, el ozono -el llamado ozono malo- y las partículas en suspensión, dos sustancias habituales en casi todas las zonas rurales del Sur de Europa y "cuya concentración no supera el límite legal".

La contaminación por ozono, de tipo secundario, está originada por las emisiones de otras zonas; mientras que las partículas en suspensión se relacionan con la combustión de biomasa de origen doméstico para las calefacciones, aunque también hay otras fuentes que inciden en el mismo. No obstante, no se encuentra un impacto directo en dicho contaminante de las emisiones industriales, ni en Baena, ni en Luque.

Para la realización de este trabajo, que se completa con otro realizado por Salud, la Consejería de Medio Ambiente ha contado con unidades móviles de medida de la calidad del aire ambiente, medición de las emisiones de chimeneas industriales, así como con estudios sobre partículas contaminantes, partículas en suspensión y de modelización, una técnica esta última muy parecida a la que utilizan los meteorólogos para predecir el tiempo.

Cabe destacar que el estudio de modelización concluye que es muy infrecuente que las emisiones de la industria impacten directamente sobre núcleos habitados, debido fundamentalmente a que los vientos dominantes dispersan sus emisiones en sentido contrario a los mismos.

Por otro lado, Serrano ha recordado que, tanto Oleícola El Tejar, dedicada a extraer aceite de orujo, como Agroenergética de Baena, que genera electricidad utilizando biomasa como combustible, cuentan con la autorizaciones ambientales que emite su departamento y están al día de sus obligaciones ambientales.

En opinión de la Consejería, los problemas de calidad del aire en Andalucía se localizan en los grandes núcleos urbanos, donde la contaminación se debe fundamentalmente al tráfico, y en los polos industriales, debido a la influencia de las refinerías y plantas químicas. En cuanto a las zonas rurales los casos más frecuentes se deben al ozono troposférico, a las industrias del aceite y al uso de biomasa como combustible en instalaciones domésticas y comerciales de calefacción.

Durante su intervención, ha recordado que la Junta dispone de una Red de Vigilancia y Control de la Calidad del Aire como sistema de alerta y análisis, que incluye unidades móviles para estudios en lugares concretos.

A ello hay que sumar que, para gestionar la calidad del aire, desde la Consejería se utilizan los planes de mejora, para prevenir y eliminar la contaminación atmosférica que generan algunas actividades humanas en zonas que superan los límites, y con la aplicación de medidas preventivas en las que no se superan.