PP-A pide equiparar sueldos de profesionales sanitarios con los del resto de España y medidas ante agresiones

Juanma Moreno, este miércoles
PP-A
Actualizado 14/03/2018 14:29:57 CET

SEVILLA, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, ha anunciado este miércoles que su formación defenderá en el Parlamento andaluz sendas proposiciones no de ley para demandar a la Junta la equiparación de los sueldos de los profesionales de la sanidad pública andaluza con los del resto de España, y que adopte medidas para prevenir las agresiones tanto físicas como verbales que sufren a diario muchos de estos trabajadores.

Moreno ha explicado el contenido de estas iniciativas, que el PP-A no descarta plantear también como proposición de ley, con motivo de una reunión, en la sede regional del partido, con varios colectivos y colegios de profesionales sanitarios andaluces. El dirigente popular ha querido dejar claro que su partido defiende la sanidad pública andaluza y está orgulloso de ella, pero es evidente que existen "problemas de organización interna y en la gestión cotidiana".

Ha mostrado su preocupación por la situación de los profesionales sanitarios y el hecho de que estén cobrando menos dinero que el resto de profesionales de España, lo que provoca que muchos de ellos se marchen de Andalucía a otras comunidades o a otros países europeos buscando estabilidad profesional y mayores sueldos.

Ha denunciado los "recortes" que la Junta ha aplicado en las retribuciones de los profesionales sanitarios, como, por ejemplo, la reducción adicional del 10 por ciento que llevó a cabo en 2012 en todos los complementos variables, de manera que profesionales con años de experiencia cobraban menos que residentes de otras comunidades.

Según Moreno, en los últimos cinco años, los profesionales de la sanidad pública andaluza han perdido entre 3.000 y 10.000 euros brutos anuales.

En este sentido, en la iniciativa que el PP-A defenderá en el Parlamento se insta a la Junta a revisar los complementos variables de todos los profesionales, con el fin de que al cierre del presente año haya una "convergencia plena con la media nacional en materia retributiva"; que inicie un proceso de negociación en el seno de la Mesa Sectorial de Sanidad sobre la modificación del complementos de rendimiento personal de los profesionales, con el fin de que parte de este complemento pase a consolidarse dentro de la nómina, y que reactive el proceso de carrera profesional, paralizado en 2014, y que convoque un proceso extraordinario, para que los profesionales puedan acceder directamente al nivel de carrera profesional que les corresponda en función de sus servicios prestados acreditados.

Otra demanda se refiere a que, en el marco de una negociación con los colectivos profesionales afectados, la Junta lleve a cabo, dentro de la Estrategia de Renovación de Atención Primaria, una revisión de los conceptos retributivos basados en la capitación, con criterios objetivos y medibles, de acuerdo con las nuevas funciones y responsabilidades que dicha estrategia atribuye a los distintos profesionales.

AUMENTO DE LAS AGRESIONES

De otro lado, Moreno ha expresado su preocupación por el aumento de las "agresiones" físicas o verbales a los profesionales sanitarios en el ejercicio de sus funciones, por parte de pacientes, usuarios, familiares o por sus acompañantes, lo que está provocando que trabajen en un "entorno de desconfianza" que afecta al funcionamiento del propio sistema.

El mayor número de agresiones se da en centros públicos, en servicios de atención primarias o de urgencias, sean en centros ambulatorios u hospitalarios, según ha expuesto Moreno, quien ha agregado que, en la última década, los sanitarios andaluces han sido víctimas de un total de 8.907 agresiones físicas o verbales. "Cada día 2,4 sanitarios son víctimas de una agresión en nuestra comunidad", ha apuntado.

Ha agregado que parece que el Plan de prevención y atención de agresiones para los profesionales del sistema sanitario público que aprobó la Junta "no está siendo suficiente para reducir y acabar con las agresiones a este colectivo".

En este sentido, el PP-A ha registrado una proposición no de ley en la que insta a la Junta a reconocer y garantizar la autoridad de los profesionales sanitarios y a fomentar la consideración y el respeto que merecen; a agilizar los trámites para poner en valor la figura del 'Interlocutor Policial Territorial Sanitario', respondiendo al protocolo aprobado por los ministerios de Interior y de Sanidad, sobre medidas policiales a adoptar ante las agresiones; a adoptar medidas para que los profesionales sanitarios que estén de baja por haber sufrido una agresión en su lugar de trabajo no vean reducida su nómina, y a poner en marcha campañas de información y formación del personal al servicio de la sanidad pública en temas específicos como prevención de las agresiones o autoprotección.

Otras medidas consisten en la creación de un observatorio compuesto por todas las partes implicadas (administración sanitaria, organizaciones sindicales, profesionales, fiscales o colegios profesionales) para analizar el aumento de las agresiones e interconectar la información con el observatorio nacional de agresiones en el ámbito sanitario.

El PP-A también plantea que la Junta fomente e impulse la interposición de denuncias por agresiones, contando con su amparo; que realice campañas informativas, principalmente a través de la redes sociales, poniendo en valor la figura del profesional sanitario ante la ciudadanía, y que vigile las agresiones que sufren a través de esas redes sociales.