Rivas deja la comisión sin oír a los grupos para evitar su "escarnio público"

 

Rivas deja la comisión sin oír a los grupos para evitar su "escarnio público"

El exdelegado de Empleo Antonio Rivas ante la comisión sobre formación
EUROPA PRESS/PARLAMENTO ANDALUZ
Actualizado 18/04/2016 12:24:49 CET

SEVILLA, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

   El exdelegado de Empleo de la Junta en Sevilla Antonio Rivas, imputado en la causa sobre el presunto fraude en las ayudas a la formación, ha rechazado este lunes responder preguntas en la comisión de investigación creada sobre este asunto en el Parlamento andaluz, al tiempo que también ha abandonado la comisión tras una breve declaración para no someterse, a su juicio, a una "estrategia de escarnio público" por parte de los representantes de este órgano.

   Así se ha pronunciado Rivas durante su intervención ante la comisión de investigación, en la que también comparecieron la semana otros siete ex delegados provinciales de Empleo, la mayoría también se acogió a su derecho a no declarar. Todos ellos fueron detenidos en marzo de 2015 por efectivos de la Unidad Central de Operativa (UCO) de la Guardia Civil, en el marco de la operación 'Barrado', y están siendo investigados por el juzgado de instrucción número 6 de Sevilla.

   Rivas, que ha sido el primer compareciente que pasa por esta comisión que abandona la sala sin escuchar las preguntas de los diputados, ha dicho en una intervención inicial que se acogía a su derecho a no declarar por el comportamiento "irrespetuoso" del Parlamento, que no ha retirado de sus actas las "barbaridades" que se han dicho sobre su persona en la Cámara andaluza, pese a habérselo reclamado en un escrito hace dos años, que no obtuvo respuesta.

   Tras censurar que la Cámara andaluza no le haya solicitado "disculpas" por estos hechos tras demostrarse su "total inocencia" ante los juzgados, Rivas ha mostrado al presidente de la comisión, Julio Díaz (Ciudadanos), distintas sentencias judiciales que le eximen de responsabilidad en el caso Mercasevilla y también en relación a una ayuda concreta en los cursos de formación.

   Julio Díaz ha advertido a Rivas de que al abandonar la comisión sin escuchar las preguntas de los grupos su comparecencia quedaba "inconclusa", aunque ha indicado que el compareciente tiene "plena libertad" para hacer lo que considerase oportuno y que no se le iba a "coaccionar". A este respecto, el exdelegado de Empleo ha insistido en que ha comparecido y que no existe normativa legal que le exija quedarse a oír las preguntas.

RIVAS VE UN "JUICIO PARALELO CON AGRESIVIDAD Y FALTA DE RESPETO"

   El exdelegado de Empleo, que también ha arremetido contra los diputados del PP-A y de IULV-CA, por sus declaraciones anteriores hacia su persona, ha dicho que sus señorías no están en disposición de exigirle responsabilidad alguna, "de ninguna índole". "En un estado social, democrático y de derecho, para poder exigir responsabilidades hay que empezar por reconocer los derechos que a los ciudadanos en general y, a mí en particular, nos asisten", ha apuntado.

   También ha acusado a los miembros de esta comisión de querer realizar un "juicio paralelo, de una agresividad y falta de respeto, que no solo se aleja del procedimiento penal, sino que se acerca a los más duros y crueles juicios persecutorios de tan nefastos recuerdos". En su opinión, "la falta de garantías, las contradicciones en las exposiciones y las conclusiones predeterminadas hacen que, con razón, dudemos de la verdad política".

   "Afortunadamente de la verdad penal se encargan los tribunales de justicia y no sus señorías", ha manifestado Rivas, quien tras recordar que dimitió voluntariamente del cargo hace seis años y que también abandonó sus responsabilidades en el PSOE, ha asegurado que no es posible que se le pueda resarcir de todo el daño que "injustamente" se le ha causado "y que se me sigue causando por las injustas acusaciones que se dirigen contra mí".

   Rivas también ha aprovechado su comparecencia en esta comisión para defender que durante los diez años que estuvo al frente de la Delegación de Empleo en Sevilla siempre actuó conforme a la legalidad establecida, tanto él como su equipo. Así, ha garantizado que "nunca" dio ni recibió órdenes para actuar con "arbitrariedad o favoritismo" contra determinadas personas o instituciones.

LOS GRUPOS CENSURAN EL COMPORTAMIENTO DE RIVAS

   Ya una vez abandonada la sala por parte del compareciente, los portavoces de los distintos grupos han tomado la palabra. En primer lugar, la diputada de IULV-CA Elena Cortés ha dicho que ella y su compañero se encontraban "ojipláticos" por lo sucedido y que la comisión tiene que actuar para que esto no vuelva a ocurrir. "Hay que frenarlo porque si el resto de comparecientes hacen lo mismo, van a reventar la comisión y nos van a dejar a los pies de los caballos", ha afirmado Cortés, quien ha dicho esperar que sea la última vez que se da esta situación.

   En términos similares se ha pronunciado la diputada de Ciudadanos Marta Bosquet, quien ha reclamado a los grupos hacer "algo verdaderamente serio" para que esta situación no se convierta en una "costumbre". En su opinión, el comportamiento de Rivas ha supuesto una "falta total y absoluta" de respeto hacia el Parlamento, y habría que remitir diligencias a la Fiscalía por su "incomparecencia", una cuestión que también ha planteado la diputada de IULV-CA en declaraciones posteriores a los medios.

   Seguidamente, el diputado de Podemos Jesús Romero ha reclamado la "máxima contundencia" ante actitudes tan "desafortunadas, no ajustadas a derecho ni a la legalidad" como la del exdelegado de Empleo en Sevilla, al tiempo que ha exigido a la Presidencia de la comisión de investigación que tome las medidas "más contundentes" que en estén en su mano.

PP-A ACUSA A RIVAS DE INTENTAR "AMORDAZAR" AL PARLAMENTO

   En su turno de palabra, el diputado del PP-A Jaime Raynaud ha considerado "intolerable e inadmisible" la actitud de Rivas, a quien ha acusado de pretender "amenazar y amordazar" al Parlamento y a sus diputados, en una "agresión a la independencia y a la libertad" de esta Cámara y de sus parlamentarios.

   El 'popular', que ha anunciado que su grupo se reserva "cualquier tipo de acción" en relación a sus manifestaciones referidas al PP-A, ha rogado al presidente de la comisión que cuando un compareciente anuncie que no va a declarar no se le dé el turno de palabra "para evitar que use el Parlamento como altavoz de una soflama desde el punto de vista político".

   Finalmente, la diputada del PSOE-A María Luisa Bustinduy ha destacado que su formación respeta que los comparecientes no quieran declarar y que por ello su formación no les ha realizado preguntas a quienes así lo han decidido para no dañar sus derechos constitucionales. No obstante, ha dicho que su grupo no comparte la actitud que ha mantenido Rivas y ha pedido a la comisión de "reflexione" sobre lo que ha ocurrido.

   Ha cerrado la sesión el presidente de la comisión, quien ha trasladado a los grupos que desde este órgano y asistido por los letrados "vamos a hacer todo lo que se pueda hacer para que esta situación tenga una respuesta por parte de este Parlamento". "Yo estamparé mi firma en todo lo que sea necesario", ha advertido Díaz, quien también ha querido dejar claro que no comparte las declaraciones que ha realizado el exdelegado de Empleo en cuanto al trabajo de esta comisión.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies