Labra apuesta por la especialización como garantía laboral para los estudiantes de Informática asturianos

 

Labra apuesta por la especialización como garantía laboral para los estudiantes de Informática asturianos

Actualizado 29/06/2008 15:03:42 CET

El director de la Escuela de Ingeniería Informática de Oviedo dice que la titulación está preparada para el Espacio Europeo. Sostiene que el centro cuenta con gran prestigio nacional y destaca el impulso que aporta la ubicación del W3C en la comunidad.

OVIEDO, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Informática de Oviedo, José Emilio Labra Gayo, apuesta por la especialización como garantía laboral para los estudiantes de Informática asturianos. Por ello, esa es una de las prioridades para el centro ovetense que profundiza en la Tecnología Web.

Labra, que ha sido recientemente reelegido en el cargo, afirmó en una entrevista concedida a Europa Press que la especialización aporta atractivo a la Escuela para captar nuevos alumnos, es un aliciente para ellos, y además, sirve de garantía para las empresas del sector. Así, señaló que la tasa de empleabilidad de los estudiantes de la Escuela es superior al 100% ya que muchos de ellos empiezan a trabajar incluso antes de acabar la carrera.

Para Labra esto tiene sus ventajas e inconvenientes. Resalta la creciente demanda de profesionales que garantizan a los estudiantes una elevada inserción laboral y anima a escogerla por su salida profesional.

Sin embargo, esa elevada demanda perjudica al tiempo medio de finalización de la titulación porque muchos alumnos aplazan el proyecto fin de carrera al estar trabajando; y abre camino al 'intrusismo laboral' que como en otras carreras, perjudica a los profesionales cualificados y titulados. "El mercado laboral no se está regulando", se queja Labra.

"Existe la sensación de que cualquiera puede ser informático, y no es así, es un trabajo muy especializado y debe contar con un código deontológico para garantizar la calidad y profesionalidad", aseveró.

ESPACIO EUROPEO.

El director de la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica Informática de Oviedo sostiene que la titulación, tanto la impartida en su centro como en el de Gijón, está preparada para el Espacio Europeo de Educación Superior.

"Se lleva tiempo trabajando para implantar la renovación pedagógica, clases más participativas y grupos de trabajo reducido",afirmó Labra para quien no existen argumentos para considerar que ambas escuelas se duplican ya que cada una está explotando una especialización "distinta y complementaria". Mientras que en Oviedo se trabaja con las Tecnologías Web, en Gijón se potencia la Inteligencia Artificial.

"La decisión depende del Gobierno del Principado pero la duplicidad en este caso no existe", apuntó, al tiempo que recordó la "necesidad" de informáticos que existe en la comunidad y en la propia Administración autonómica. "El Gobierno está apostando por las nuevas tecnologías y la reconversión industrial hacia la innovación y las nuevas tecnologías por lo que sería un error, que no creo que se produzca, prescindir de alguno de los dos centros", remarcó.

25 AÑOS DE PRESTIGIO.

La Escuela de Oviedo se fundó en 1982, siendo la cuarta más antigua de España, tras Madrid, Barcelona y San Sebastián. En sus más de 25 años de trayectoria ha alcanzado un gran prestigio nacional, afirmó su director.

José Emilio Labra destacó, además, el impulso que está aportando a la titulación la ubicación de la oficina del W3C en la comunidad. "Sirve de polo de atracción para empresas y proyectos internacionales, y consolida la actividad de las empresas asturianas, al tiempo que convierte a los estudiantes en su recurso por estar formados en la línea de especialización que necesitan", resaltó.

Según Labra las claves del éxito de la Escuela de Oviedo son una formación eminentemente práctica, didáctica, orientada a las necesidades del mercado, especializada y constantemente innovadora, con un plan de estudios reformado en 2002. "Desde el primer curso se hacen prácticas en laboratorios", dijo el responsable del centro que subrayó que dispone de más de 200 ordenadores continuamente actualizados.

Lamenta que la matrícula haya descendido notablemente pasando de más de 300 solicitudes hace un lustro, a poco más de 100 nuevos alumnos el pasado año y anima a los bachilleres a que se inscriban. No obstante, las perspectivas para el próximo curso son de "constancia y equilibrio" dijo, entendiendo que quienes escogen esta titulación tienen "una gran vocación que se verá recompensada en su futuro laboral".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies