Detenido un joven por vender droga en un bar de Gijón

Publicado 10/07/2018 14:33:23CET

GIJÓN, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Agentes de la Policía Nacional han detenido a un joven de 29 años por vender hachís en el interior de un bar del barrio del Llano de Gijón.

Al detectar la presencia policial, el detenido quiso meterse en el baño para esconder la sustancia que ocultaba entre sus ropas pero fue interceptado y se le intervinieron tres trozos de hachís que distribuía posteriormente según las cantidades solicitadas por sus clientes.

Los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones un bar del barrio de El Llano del que existían informaciones sobre la venta habitual de hachís en su interior.

De las observaciones llevadas a cabo en el local los policías corroboraron que un cliente, que estaba sentado en la barra del establecimiento, se dedicaba a la venta de estupefacientes. Prueba de esta actividad ilícita fue la tramitación de un Acta -denuncia a un comprador de hachís que acababa de salir del bar y que corroboró que lo acababa de adquirir dentro, al cliente investigado.

Una vez constado el tráfico de drogas, los agentes procedieron a la identificación de esta persona y a la inspección de sus pertenencias. En el momento en que entraron, se percató de la presencia policial y trató de meterse en el baño para ocultar el material prohibido que llevaba entre sus ropas.

Los policías lo interceptaron y le intervinieron tres trozos de hachís que llevaba en los bolsillos del pantalón y que iba distribuyendo según la cantidad exigida por los clientes.

El arrestado tenía antecedentes policiales por resistencia, atentado a agente de la autoridad y por delitos contra la salud pública.

DETENIDO EN BUSCA Y CAPTURA EN LA SEMANA NEGRA

En otro orden de cosas, y el marco del dispositivo de la Semana Negra, el domingo por la tarde un agente de la policía Nacional fuera de servicio, detuvo a una persona que estaba buscada judicialmente y que se encontraba en el recinto.

El agente del Grupo de Requisitorias de la Comisaría de Gijón, que estaba disfrutando del día en compañía de su familia, observó a un hombre cuyo comportamiento le parecía sospechoso y que podía estar preparando la comisión de un hecho delictivo.

Tras una vigilancia discreta sobre este individuo, solicitó refuerzos de agentes de paisano que se hallaban en la zona para proceder a su identificación de forma reservada y sin crear alarma entre los presentes.

Tras su identificación se comprobó que esta persona tenía vigente una búsqueda, detención e ingreso en prisión decretada por un Juzgado de lo Penal de Gijón.

El arrestado de 40 años, vecino de Avilés, tenía antecedentes policiales por malos tratos, resistencia, atentado a agente de la autoridad y delito contra la salud pública.

Contador