Intervenidas 4 toneladas de hachís en una operación con 26 detenidos

Parte de las cuatro toneladas de hachís intervenidas en la operación 'Araticu'
EUROPA PRESS
Actualizado 15/06/2017 18:07:42 CET

La Guardia Civil desarticula dos organizaciones que introducían hachís en España para su posterior distribución internacional

SANTANDER, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Guardia Civil ha desarticulado dos organizaciones dedicadas a la introducción de hachís en grandes cantidades en España y su posterior distribución internacional. Se trata de la operación 'Araticu', que se ha dirigido desde Cantabria, y se ha saldado con 26 detenciones y la intervención de 4.350 kilos de hachís, más de 350 gramos de cocaína, diferentes cantidades de marihuana y ketamina, 234.000 euros y 10.000 dólares americanos, 17 vehículos y 71 teléfonos móviles.

De los 26 detenidos, 18 son marroquíes, siete españoles y uno holandés. Las detenciones se han realizado seis en Vizcaya, seis en Guipúzcoa, tres en Cantabria, tres en Madrid, dos en Málaga, dos en Burgos, dos en Vitoria, una en Cádiz y una en Palencia, ingresando en prisión 16 de ellos.

La operación ha sido desarrollada por los equipos de Delincuencia Organizada de la Guardia Civil de Cantabria y Málaga, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción nº 3 de Santander y el fiscal antidroga del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria.

Las dos organizaciones desarticuladas estaban afincadas en el norte y sur peninsular, principalmente en el País Vasco y en las provincias de Málaga y Cádiz, y aunque funcionaban de forma independiente, estaban vinculadas a una tercera de Marruecos, desde donde introducían el hachís en Andalucía.

De allí se trasladaba al Norte de España, donde se quedaba una parte y la otra se introducía principalmente en Francia, Holanda y Bélgica. Para el transporte de la droga se utilizaban coches importados preparados con sofisticados 'dobles fondos' que se abrían con sistemas mecánicos y pulsos electromagnéticos.

La operación comenzó a mediados de 2016 cuando la Guardia Civil de Cantabria comenzó la vigilancia sobre un vecino de Parbayón que realizaba frecuentes viajes al sur del país y que se sospechaba que estaba traficando con cantidades importantes de hachís y cocaína.

Colateralmente, la investigación ha permitido esclarecer un homicidio cometido en Madrid, con el que se relaciona a uno de los detenidos marroquí.

Los detalles de la operación han sido presentados este jueves en rueda de prensa por el delegado del Gobierno en Cantabria, Samuel Ruiz, el coronel jefe de la Guardia Civil de Cantabria, Luis del Castillo, y el teniente jefe del equipo de Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA), Alfonso Serrano.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies