Cervera (Lleida) da la vuelta al retrato de Felipe V y anuncia que lo retirará

Retrato de Felipe V girado.
AJUNTAMENT DE CERVERA
Publicado 01/03/2018 14:18:51CET

Quitará todos los cuadros de la realeza que conserva en el edificio

LLEIDA, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Cervera (Lleida) ha dado la vuelta al retrato de Felipe V que conserva en una sala del edificio, colocándolo con la cabeza abajo, y ha anunciado que lo retirará en las próximas semanas junto a otros cuadros reales.

El consistorio ha anunciado este jueves en un comunicado que en las próximas semanas retirará los retratos reales que conserva en dos salas del histórico edificio municipal en los que están representados desde los Reyes Católicos hasta Fernando VII junto con las respectivas esposas y los trasladará al Museu Comarcal de Cervera.

"Felipe V, el primero de los monarcas hispánicos de la dinastía de los Borbones fue el responsable de un grave retroceso en las libertades y derechos del pueblo catalán cuando en 1716 promulgó el Decreto de Nueva Planta", ha afirmado el alcalde, Ramon Royes (PDeCAT).

Para Ramon Royes, "estos cuadros simbolizan una época muy oscura y negativa para Catalunya y es anacrónico que estén expuestos en un edificio que es la casa de todos los cerverinos, cuando su lugar debe ser el Museo".

"Una exhibición de monarcas, muchos de ellos Borbones, no se corresponde con un espacio que debe ser la representación de la ciudadanía a partir de los valores democráticos y de libertad" añade el alcalde.

El alcalde señala que a la hora de tomar esta decisión también ha tenido en cuenta "el papel del rey Borbón Felipe VI, defendiendo la actitud y decisiones del Gobierno de España, que ha aplicado el artículo 155 de la Constitución española contra el pueblo catalán, hecho que como mínimo se debe calificar de injusto y decepcionante.

En este contexto ha señalado que ve "un claro paralelismo con la aplicación contra Catalunya del Decreto de Nueva Planta en 1716, que supuso la pérdida de libertades de expresión, presos políticos, ataques a la lengua y cultura catalana y la intervención y disolución de las instituciones catalanas, al igual que ahora en pleno siglo XXI ".

"Nos sentimos extremadamente lejos de España y queremos simbolizar nuestro rechazo a los Borbones y a lo que hicieron hace 300 años poniendo el retrato de Felipe V girado durante unas semanas antes de quitar todos los retratos de un edificio que se llama Paeria y que representa unos valores que nada tienen que ver con el comportamiento de los Borbones con el pueblo catalán", ha agregado.