Luc Besson dirige Valerian y La ciudad de los Mil Planetas: "Es mi película más ambiciosa y difícil hasta la fecha"

Valerian
Europacorp
Actualizado 17/08/2017 14:04:34 CET

   PARÍS, 17 Ago. (EDIZIONES - del enviado especial de EUROPA PRESS Sergio Arias) -

   Este viernes desembarca en los cines Valerian y La ciudad de los mil planetas, lo nuevo de Luc Besson, afamado director francés detrás de grandes éxitos como El Quinto Elemento, León: El profesional y Lucy. "Sigo teniendo frescura y estando un poco loco", asegura Besson antes de hablar sobre la película que lleva queriendo dirigir durante toda su vida basada en los populares cómics franceses de los autores Jean-Claude Mézières y Pierre Christin, que sentaron con sus viñetas las bases de la space opera años antes de que llegasen Star Wars y George Lucas.

   "Mis películas son como mis hijos, es difícil elegir sólo una, pero esta es la más ambiciosa y difícil técnicamente" confiesa Luc Besson a Europa Press en una de las muchas habitaciones del ciclópeo complejo que es EuropaCorp, productora de esta y otras cintas como la reciente El caso Sloane, protagonizada por Jessica Chastain. De hecho, Valerian: La ciudad de los mil planetas es un filme tan complejo, que era literalmente imposible de hacer "hasta hace un par de años" según el veterano cineasta.

   Y es que "hace 20 años los efectos especiales estaban pasados de moda y entonces llegó Avatar y el señor James Cameron", del que Besson habla con gran admiración. No es para menos y es que el director taquillero por excelencia que está detrás de éxitos incontestables como Titanic o la propia Avatar "inventó nuevas herramientas que podemos utilizar y hacen esta película posible". Una afirmación nada osada, teniendo en cuenta que la cinta se compone de "dos o tres protagonistas y cientos de alienígenas" como asevera Besson.

UN HOMENAJE A DAVID BOWIE

   Valerian es el mayor reto cinematográfico en la carrera de Besson y el proceso de escribir el guión fue difícil, en palabras del aclamado cineasta francés: "Tienes que tomarte tu tiempo, ver todos los temas e intentar que todo encaje en la película pero muy despacio" comenta, añadiendo que "Te rodeas de muchos artistas talentosos y les dejas ayudarte, es todo un trabajo en equipo". De entre todas las referencias creativas de esta vibrante cinta de desbordante mitología propia destaca la de David Bowie, el mítico cantante británico a quien Besson dedica el prólogo de este filme y debe su espíritu: "Desafortunadamente nunca podrá verla, aunque me hubiese encantado. Además David era persona muy pacifista, que es el tema central de esta película".

   De entre la genial aventura espacial de Valerian y Laureline, agentes espaciotemporales, destaca una secuencia sobre el resto: aquella en la que el protagonista al que da vida Dane DeHaan hace uso de una especie de tecnología de realidad virtual. Una técnica muy actual que Besson ya imaginó hace más de una década: "La pensé 12 años antes de que la RV existiera. Es divertida pero rodarla fue una pesadilla: la escena dura unos 15 minutos pero nos llevó seis semanas rodarla y 18 meses de trabajo hacerla en una única toma" confiesa un orgulloso Besson que espera volver con una secuela de Valerian, aunque en sus propias palabras, todo dependerá del público: "Es como en los juegos romanos, dependemos de la gente. Me encantan Cara y Dane, me apasionaría rodar una segunda película, pero si no, haremos algo distinto".

Sensacine
Estrenos de cartelera
Bajo El Sol
Bajo El Sol
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies