Adeces lamenta la "incomprensible" oposición de España a la directiva de eficiencia energética

Electricidad
EUROPA PRESS
Actualizado 30/10/2012 13:47:45 CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Pro Derechos Civiles Económicos y Sociales (Adeces) lamenta la "incomprensible" oposición del Gobierno español en Bruselas a la aprobación de la nueva directiva sobre eficiencia energética y reclama "coherencia" a Ejecutivo, al que acusa de aplicar una "confusa y errática" política energética con "equívocas" prioridades.

En una nota, la asociación considera que un país como España, con un grado de dependencia del 80%, "no se puede permitir el lujo de oponerse a las iniciativas tendentes a reducir el consumo, la demanda y la factura energética" surgidas de Bruselas, como es el caso de la directiva de eficiencia energética, aprobada por el Consejo de Ministros de Energía de la UE.

"La prioridad de cualquier Gobierno consciente de la realidad energética debe ser impulsar el ahorro", afirma Adeces, antes de recordar el alto volumen de importación de hidrocaburos por parte de España, así como el alto coste de los productos energéticos y su efecto sobre la economía y en la competitividad.

"No es posible trabajar con una visión cortoplacista en este asunto, pensando que los deberes están hechos o que las próximas explotaciones en Canarias, aun con buenos resultados, eximen al Gobierno de definir una estrategia energética coherente y de desarrollar políticas tendentes a su cumplimiento", afitma Adeces.

Para la asociación, reducir la dependencia por la vía de la mejora de la producción propia de productos petrolíferos es "coyuntural", mientras que reducir el consumo mediante medidas de ahorro y eficiencia es "un elemento esencial de la estrategia energética".

La nueva directiva promueve el desarrollo de diferentes herramientas en los países miembro, entre ellos la definición de una estrategia nacional de rehabilitación de todo el parque de edificios públicos y privados, la creación de un fondo nacional de eficiencia y la elaboración de un plan nacional de acción para la eficiencia.

La directiva también contempla el desarrollo de las empresas de servicios energéticos (ESE), a las que la asociación considera una plataforma para ofrecer planes de mejora a los usuarios finales, como ya ocurre en otros países.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies