Economía.- La oposición ve los objetivos energéticos de la UE poco ambiciosos y no cree que el Gobierno los lleve a cabo

 

Economía.- La oposición ve los objetivos energéticos de la UE poco ambiciosos y no cree que el Gobierno los lleve a cabo

Soraya Sáenz de Santamaría y Mariano Rajoy
EUROPA PRESS
Actualizado 09/12/2014 4:42:58 CET

Duda de que el plan Juncker se vaya a poner en marcha, ante los retrasos de otros programas, y exige que se debata de corrupción

MADRID, 29 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los partidos de la oposición en el Congreso han lamentado este miércoles que los objetivos en materia de conectividad y eficiencia energética que se ha marcado la UE para los próximos años son poco ambiciosos y además ha puesto en duda la voluntad del Gobierno por alcanzarlos, a la vista de la política en esta materia que ha aplicado en lo que va de legislatura.

Durante el debate en el Pleno de la Cámara Baja de las conclusiones del Consejo Europeo de la semana pasada, el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha calificado de "decepcionante" la postura del Gobierno, que apoya estas políticas en Europa mientras en España impulsa un modelo "totalmente contrario".

"En política energética han elegido el camino más reaccionario y contrario al de la UE". Ése no debe ser el camino ni la apuesta", ha espetado, acusando al Gobierno de dejar a un lado las renovables, el crecimiento verde y el cambio climático.

Además, ve "decepcionantes" las conclusiones en materia macroeconómica, sin tener en cuenta los indicios que alertan de que Europa "corre el riesgo serio" de perder una década completa después de haber apostado únicamente por la corrección del déficit público. No obstante, ha valorado el Plan Juncker de inversiones por 300.000 millones de euros, aunque ha resaltado la necesidad de definir los tiempos de ejecución, el origen de las inversiones y su destino.

NO ES EL TEMA PRIORITARIO EN ESTE MOMENTO

Por su parte, el presidente de la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), Cayo Lara, ha criticado que el debate se centre en las conclusiones del Consejo, "no porque no sean importantes, que lo son", sino porque el país está "aquejado por otros temas más urgentes" como la corrupción.

Además, ha criticado la "hipocresía y el cinismo" de los líderes europeos al reconocer que los datos macroeconómicos son "decepcionantes" y señalar que la lucha contra el paro sigue siendo su "máxima prioridad" mientras mantienen una política "orientada a hundir a la clase trabajadora" y generar "cada vez más desigualdad y precariedad". En esta línea, ha negado cualquier credibilidad al Plan Juncker dado que iniciativas anteriores como la de lucha contra el paro juvenil aún no han empezado a ejecutarse.

Lara cree asimismo que los objetivos marcados en materia de lucha contra el cambio climático o energías renovables son poco ambiciosos para las necesidades del planeta. "Así no vamos a ningún lado, y mucho menos mercadeando con los derechos de emisiones. Son unos objetivo ridículos, parece como si Europa hubiera renunciado a encabezar un nuevo modelo energético más seguro y sostenible", ha dicho, proponiendo un consorcio público que gestione la energía.

También para Rosa Díez, líder de UPyD, es "difícil de explicar" que el Congreso dedique toda una mañana a hablar sobre el Consejo Europeo y no a "aquello de lo que se habla en la calle", es decir, la corrupción. "No tiene ningún sentido", ha añadido, centrando gran parte de su intervención en ese asunto.

En relación con la recuperación económica, ha reclamado un programa europeo de inversiones que aglutine al menos el 1% del PIB comunitario bien a través de medidas fiscales en los estados con capacidad para ello, o a través del Banco Europeo de Inversiones (BEI) o del presupuesto comunitario para los países sin esa disponibilidad.

COMPARTIR LAS INVERSIONES CON LAS COMUNIDADES

Por su parte, el portavoz de CiU, Antoni Duran i Lleida, ha reconocido que el Consejo ha dado algunos pasos positivos pero ha pedido a Rajoy una reflexión profunda para separar totalmente la política presupuestaria de la energética y para centrarse en determinar el mix de energía primaria para los próximos 25 años.

En cuanto a la situación macroeconómica, Duran ve "decepcionantes" los últimos datos y alerta a Rajoy de los numerosos riesgos que amenazan la recuperación. Sí ha celebrado la puesta en marcha del plan de inversiones de 300.000 millones y ha calculado que a España le tocarán en total unos 32.000 millones. "¿Piensa compartirlos con las comunidades?", ha preguntado.

Por su parte, el portavoz del PNV, Aitor Esteban, considera que se han dado algunos pasos positivos, como la mejora de las interconexiones energéticas o el impulso a las renovables, aunque lamenta la falta de objetividad de los países miembros al analizar la situación macroeconómica.

En este sentido, ha criticado que la UE diga que el crecimiento es su "máxima prioridad" y, al mismo tiempo, mantenga la política de ajustes y de austeridad. "Sin un cambio drástico (de la política económica) no hay esperanza", ha dicho, reclamando una relajación de los objetivos de déficit y más medidas de índole nacional porque el plan Juncker no será suficiente.

"PURA LITERATURA Y ESCASOS COMPROMISOS"

Por el BNG, Olaia Fernández Davila cree que los "grandes objetivos" marcados en materia de clima y energía "se quedan en pura literatura y escaso compromiso", y ha reclamado medidas para que el crédito llegue a las pymes tras los buenos resultados de los exámenes a la banca.

A Ana Oramas (CC-NC) le "desespera" la "lentitud" en la toma de decisiones de la UE, y cree que se han planteado "pocos esfuerzos" para avanzar en materia energética. Asimismo, ha lamentado que los test de estrés no vayan a "facilitar que fluya el crédito" a la economía real y ha pedido que se analice también si las medidas adoptadas están "sirviendo" a la economía de todo el país.

Por Compromís-Equo, Joan Baldoví se pregunta "cómo pueden los ciudadanos creer" los objetivos en materia de energía con un Gobierno que "apuesta por las prospecciones de petróleo, el fracking, el uso de combustibles fósiles y las centrales nucleares, y hunden las renovables". "Palabras, palabras y más palabras", ha añadido.

Desde Geroa Bai, Uxue Barkos ha lamentado que el Consejo haya sido incapaz de consensuar un plan para afrontar el desempleo, lo que está situando a Europa al borde de la recesión, y también que se no haga caso al Banco Central Europeo (BCE), que ya está pidiendo un cambio en las políticas económicas.

Enrique Álvarez Sostres, de Foro Asturias (FAC), reconoce que ha habido "avances" en materia energética aunque lamenta que "como siempre" se haya alcanzado sólo "un pacto de mínimos"; mientras que Carlos Salvador, de Unión del Pueblo Navarro (UPN), ha celebrado los compromisos alcanzados para mejorar las interconexiones porque suponen una oportunidad única para España y se han conseguido, en parte, gracias a la perseverancia del Gobierno.

"CORTEN LAS CADENAS"

El portavoz de ERC, Alfred Bosch, ha preguntado al presidente, Mariano Rajoy, si no se "sonroja" en Europa cuando habla con sus socios del problema catalán y le ha pedido que sea "democrático" y que "corte las cadenas que él mismo ha puesto" a naciones como la catalana.

En la misma línea se ha manifestado el portavoz de Amaiur, Rafael Larreina, que ha criticado a Rajoy por dejar fuera de la UE "en cada discurso" a quienes "quieren estar en Europa de otra manera", como catalanes o vascos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies