El precio de la luz cae un 23% en la primera quincena de marzo por el viento y la lluvia

Bombilla
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 16/03/2018 18:22:27CET

MADRID, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El precio de la electricidad ha caído en la primera quincena de marzo un 23,1% con respecto al cierre del pasado mes de febrero debido a la mayor participación de la eólica y la hidráulica en la generación.

En concreto, el precio en el mercado mayorista, el conocido como 'pool', en el periodo se ha situado en 42,19 euros por megavatio hora (MWh), frente a los 54,88 euros por MWh que marcó de media en febrero.

Aunque la tendencia bajista suele ser normal en marzo, la rebaja es más elevada (-2,3%) que hace un año y se debe a las condiciones climáticas, ya que los numerosos frentes que han atravesado la Península en las últimas semanas han traído más viento y más lluvia, según datos del Grupo ASE.

Así, la producción eólica ha crecido un 70% y la hidráulica un 40% con respecto al mismo mes del año pasado. Esto ha hecho que el precio del 'pool' no haya caído por el contrapeso de factores como la parada de la central nuclear de Vandellós desde primeros de marzo, que ha reducido la producción nuclear un 15%, el descenso de las importaciones de electricidad desde Francia o el incremento en un 5% de la demanda eléctrica debido a las condiciones climáticas, añade la consultora.

De hecho, el pasado 11 de marzo el precio de la electricidad marcó su nivel más bajo del año, con una media para el día de 7,64 euros por megavatio hora (MWh), siendo además el precio del 'pool' más bajo de toda Europa, junto a Portugal.

Este precio representó una caída de más del 76% con respeto a los 31,96 euros por MWh de media marcados para el día anterior e igualó así el nivel de 7,64 euros por MWh de media que se registró en el primer día de 2018.

MERCADO DE FUTUROS.

La proyección del mercado de futuros, donde las próximas semanas están cotizando entre 40 y 44 euros por MWh, apuntan a que este mes cerrará en un precio próximo a los 42 euros por MWh.

El precio mayorista de la electricidad tiene un peso cercano al 35% sobre el recibo final, mientras que alrededor del 40% corresponde a los peajes y cerca del 25% restante al IVA y al Impuesto de Electricidad.

El Gobierno ha congelado para 2018 los peajes y cargos eléctricos con los que los consumidores sufragan los costes regulados. Por su parte, los precios diarios del mercado mayorista se fijan con un día de antelación, alrededor del mediodía.