S&P ve a Orange Bank "bien posicionado" para ganar mercado en Francia, pero no como algo "disruptivo"

Orange Bank
ORANGE
Publicado 11/12/2017 18:18:22CET

MADRID, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) considera que Orange Bank, el banco móvil lanzado el pasado mes de noviembre por el grupo de telecomunicaciones en Francia, está "bien posicionado" para lograr un espacio en el mercado bancario galo, pero no cree que vaya a ser un elemento de "disrupción" dentro del mismo.

En un informe, S&P remarca que con el lanzamiento el pasado de 2 de noviembre de Orange Bank en Francia, que está previsto llegue a España en 2018, "el color de la banca en el país está a punto de cambiar", ya que cada vez más clientes realizan operaciones digitales y el mercado tiende a no usar efectivo en el comercio.

La agencia cree que la nueva entidad no será solo otro competidor de la banca digital, aunque tampoco el elemento disruptivo de este mercado. "Simplemente está bien posicionada para aprovechar las oportunidades creadas por la disrupción digital de la banca tradicional en Francia, que ha estado durante mucho tiempo protegida de la competencia", señala el analista autor del informe, Nicolas Malaterre.

S&P señala que Orange está realizando el lanzamiento de su banco de forma "prudente" al marcarse como objetivo alcanzar dos millones de clientes en diez años, lo que supone sólo una pequeña parte del mercado minorista francés.

Sin embargo, añade que esto representa aproximadamente el 25% de las cuentas bancarias 'online' en el país y considera "impresionante" que el banco ya haya captado más de 30.000 clientes, lo que ilustra "el gran potencial" de los servicios bancarios en el teléfono móvil.

Asimismo, recuerda que sólo el mero anuncio de que Orange iba a crear un banco sacudió al mercado bancario francés, dominado por grandes entidades incumbentes con cuotas de mercado estables y amplias redes de sucursales, ya que no se trataba de otra fintech que ofrecía servicios de pagos, sino que era realmente un banco.

En esta línea, la agencia incide en que, con el respaldo de su "reconocida y valiosa" marca, Orange Bank podría forzar a los bancos incumbentes a desarrollar ofertas 'low cost' similares simples y totalmente digitales.

En este contexto, añade que los actores tradicionales del mercado han incrementado su planes de digitalización para mantener su ventaja competitiva, respaldados por sus grandes capacidades financieras. En concreto, bancos como BPCE y Société Générale, entre otros, han presentado en el último mes, sus planes estratégicos para 2020 centrados en la transformación digital de sus organizaciones.

"Como tal, no vemos ninguna presión inmediata en los ratings de ninguno de los grandes bancos franceses. Sin embargo, veremos si Orange Bank aumenta la presión sobre los ingresos de banca minorista o abre la puerta a una gran cantidad de nuevos participantes", agrega Malaterre.