El PIB de la OCDE aumenta un 0,5% en el segundo trimestre impulsado por el consumo privado

Actualizado 06/10/2015 14:53:54 CET

PARIS, 6 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Producto Interior Bruto (PIB) en el conjunto de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) aumentó un 0,5% en el segundo trimestre de 2015 en comparación con los tres meses anteriores por tercer trimestre consecutivo, impulsado por el consumo privado, según informó en un comunicado la institución.

En concreto, la OCDE destaca que el consumo privado fue un trimestre más el principal motor del crecimiento, ya que contribuyeron con tres décimas al PIB, la misma aportación que el trimestre anterior.

Por su parte, las exportaciones netas y la formación bruta de capital fijo aportaron dos décimas al dato del segundo trimestre, tras haber restado dos y sumado dos, respectivamente, los tres meses anteriores.

En esta ocasión, los cambios en inventarios restaron tres décimas al crecimiento de la OCDE en el segundo trimestre, tras haber sumado una en el primero, mientras que el gasto público aportó una décima por segundo trimestre consecutivo.

Por países, la OCDE destaca que el aumento de un punto porcentual del PIB de Estados Unidos registrado en el segundo trimestre, tras la subida del 0,2% de los primeros meses de 2014, se debió al repunte del consumo privado y la inversión.

En Canadá, las contribuciones negativas de la inversión y los inventarios llevaron al PIB a caer una décima, en contraste con la subida del 0,2% del primer trimestre; mientras que en Reino Unido el PIB aumentó un 0,7% por las contribuciones positivas de las exportaciones y el consumo privado.

Por su parte, la economía de Japón se contrajo tres décimas entre abril y junio, frente al crecimiento del 1,1% del primer trimestre, debido a la aportación negativa del consumo privado y de las exportaciones.

Asimismo, Alemania creció un 0,4% en el segundo trimestre, una décima más que el anterior, gracias a las exportaciones netas; mientras que en Italia el consumo privado y los inventarios ayudaron a que el PIB aumentara un 0,3%, una décima menos que en el primer trimestre.

En cambio, la economía francesa se estancó en el segundo trimestre, en contraste con el crecimiento de siete décimas del primero, después de que las exportaciones netas y el consumo privado compensaran la caída de los inventarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies