El candidato del M5S advierte de que "sin nosotros no se puede hacer un gobierno" en Italia

El candidato del Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi di Maio
LUIGI DE MAIO EN FACEBOOK
Publicado 10/03/2018 13:00:47CET

ROMA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

El candidato a primer ministro italiano por el Movimiento 5 Estrellas (M5S), Luigi Di Maio, ha recordado que su formación fue la más votada en los comicios del pasado domingo y que sin su colaboración es imposible formar gobierno.

"El M5S es crucial. Sin nosotros no se puede hacer un gobierno. Todos tendrán que hablar con nosotros, a menos que --y esto sería un clamoroso insulto a la democracia y los ciudadanos-- decidan hacer un gobierno de 'todos contra nosotros'", ha afirmado Di Maio en un vídeo publicado en Facebook en el que aparece tras la mesa de su despacho.

"El Gobierno debe respetar la voluntad expresada por los ciudadanos, que con más del 32 por ciento han votado un programa, un candidato a primer ministro y un equipo de gobierno", ha argumentado.

"Lo dije desde el primer día de la campaña electoral: para la formación del gobierno estamos abiertos a hablar con todas las fuerzas políticas y lograr las cosas que los italianos han estado esperando desde hace 30 años", ha explicado. "Hemos pedido al jefe del Estado la responsabilidad de iniciar un gobierno presidido por el principal candidato del M5S", ha añadido.

Di Maio ha defendido la necesidad de anteponer a todo el interés del país y ha destacado su compromiso con la responsabilidad. "Siempre hemos dicho que no queremos dejar al país en caos e inestabilidad", ha subrayado.

En los comicios del pasado 4 de marzo el M5S fue la fuerza más votada con un 32,66 por ciento de apoyo y 227 de los 630 escaños del Parlamento. La derecha sumó el 17,37 por ciento de votos de la ultraderechista Liga y el 14,01 por ciento de Forza Italia para lograr junto a otras fuerzas minoritarias 265 asientos.

El centro-izquierda está liderado por el 18,72 por ciento del Partido Democrático y suma 122 escaños. La aritmética y los vetos impuestos entre unos y otros partidos deja un país ingobernable.