El Congreso aprueba los pilares de la reforma educativa de Bachelet

Actualizado 27/01/2015 17:32:07 CET

SANTIAGO, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de Chile ha aprobado este martes el proyecto de ley para acabar con el lucro, el copago y la selección de alumnos en los centros académicos subvencionados por el Estado, que constituyen los pilares de la reforma educativa del Gobierno de Michelle Bachelet.

Durante tres horas los diputados chilenos han debatido artículo por artículo el texto enviado la semana pasada desde el Senado y finalmente han dado su visto bueno, con el apoyo unánime de los representantes de la coalición izquierdista gobernante Nueva Mayoría.

El respaldo del oficialismo ha sido clave para que el proyecto de ley pueda ser sancionado inmediatamente por Bachelet, sin necesidad de pasar por una comisión mixta que dilataría aún más la aprobación de este primer paquete de la reforma educativa.

El punto más conflictivo ha sido, tal y como ocurrió en el Senado, la supresión de las llamadas "discriminaciones arbitrarias", es decir, los criterios sociales, culturales, religiosos y económicos que servían de base a la selección de alumnos en los procesos de admisión.

A ello se suman el fin del ánimo de lucro y del copago en los colegios que reciben dinero público, una reivindicación histórica de estudiantes y profesores de la que Bachelet hizo su buque insignia durante la campaña electoral.

"Todos los recursos que el Estado destina a la educación terminarán en la sala de clases y no podrán ser desviados a finalidades distintas", ha valorado el secretario general de Gobierno, Álvaro Elizalde, según ha informado 'El Mercurio'.

De esta forma, "se consagra la gratuidad de la educación subvencionada", lo que implica que "entre 2016 y 2018, más de 730.000 estudiantes cuyas familias hoy deben realizar un copago van a acceder a educación gratuita".

"Estamos cerrando un año legislativo con reformas importantes para avanzar hacia un Chile más justo y solidario. Estos avances son expresión de un Gobierno que cumple sus compromisos, que cumple su palabra", ha celebrado.

SEGUNDA FASE

"Todos estamos contentos porque dimos un primer paso, un paso enorme para que Chile al fin tenga un sistema educativo más moderno, de calidad, gratuito y sin discriminación", ha dicho, por su parte, la jefa de Estado.

Sin embargo, ha recalcado que con ello no acaba la reforma educativa, "que sigue con otros proyectos de ley". "Los vinculados (al fortalecimiento de los) profesores, a la desmunicipalización y los proyectos de gratuidad en la universidad", ha apuntado.

Bachelet ha intentado, desde que volvió al cargo, abordar las demandas de los manifestantes con una reforma educativa más profunda que la aprobada por su antecesor en el cargo, Sebastián Piñera, pero estudiantes y profesores consideran que es insuficiente.

El objetivo es acabar con parte de la herencia de la dictadura del general Augusto Pinochet. En los últimos meses, el Congreso ha derogado también el sistema electoral 'pinochetista', que ha favorecido el bipartidismo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies