El dinero en efectivo, la herramienta más útil para ayudar a los niños sirios refugiados en Jordania

Publicado 30/04/2018 17:54:54CET

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las ayudas en efectivo entregadas a las familias sirias en dos campamentos de refugiados de Jordania han contribuido de forma "más efectiva" a la adquisición de bienes básicos para superar la peor parte del invierno, según las conclusiones a las que llegado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en su último informe.

La agencia ha ayudado a unos 63.000 niños de Zaatari y Azraq con ayudas en efectivo destinadas a la compra de ropa de abrigo. Entre octubre y noviembre de 2017, las familias recibieron un único pago de 20 dinares jordanos, equivalentes a unos 23 euros.

El informe 'Abrigados. Campaña de invierno 2017-2018 en Zaatari y Azraq' concluye que más del 95 por ciento de los padres lograron prepararse para el invierno gracias a esta ayuda. Un 97 por ciento del dinero se dedicó a la compra de ropa infantil --tres o cuatro prendas--, mientras que una pequeña parte se destinó a calefacción y otros gastos.

Estas iniciativas también han contribuido al desarrollo local, ya que un 95 por ciento del dinero distribuido ha favorecido a los mercados en ambos campamentos, según una nota de la organización.

El representante de UNICEF en Jordania, Robert Jenkins, ha recordado en un comunicado que un campo de refugiados en invierno "no es un lugar fácil para un niño" y ha destacado que la ayuda en efectivo permite a las familias proteger a sus hijos "de una manera más digna".

Al margen de los dos principales campamentos, la agencia de Naciones Unidas también ha ayudado durante el invierno a 55.000 niños sirios vulnerables que viven fuera de los campos, entregándoles ropa y zapatos de abrigo. La producción de estos lotes se realiza dentro de Zaatari y Azraq, por lo que también ayuda a dar empleo a los jóvenes refugiados.

Contador