El Ejército iraquí dice que Estado Islámico aún controla una pequeña parte de Mosul

El primer ministro iraquí, Haider al Abadi, declara la victoria en Mosul
OFICINA DEL PRIMER MINISTRO IRAQUÍ
Publicado 10/07/2017 13:54:26CET

MOSUL, 10 Jul. (Reuters/EP) -

La organización terrorista Estado Islámico sigue controlando una pequeña parte de Mosul, según ha informado un oficial del Ejército iraquí, Firas Abdul Qassim, que ha dicho que no se declarará la victoria total "hasta que la zona no esté completamente segura".

A pesar de las declaraciones del primer ministro iraquí, Haider al Abadi, que este domingo declaró la victoria en Mosul sobre Estado Islámico, aún quedan algunos focos de resistencia que están siendo atacados por la coalición internacional liderada por Estados Unidos.

Si bien Estado Islámico controla varias ciudades y pueblos en el sur y el oeste de Mosul, la pérdida de la ciudad en la que proclamó el califato y que ha sido su bastión en Irak supone un duro golpe cuando, además, está bajo fuerte presión en la ciudad siria de Raqqa, 'capital' del grupo terrorista.

La ciudad de Mosul ha sufrido grandes daños durante la ocupación y la ofensiva. Decenas de casas han quedado destruidas por los ataques aéreos. Naciones Unidas asegura que 920.000 civiles han huido de sus hogares desde que comenzó la campaña militar en octubre, cerca de 700.000 personas siguen desplazadas y miles de personas han muerto.

"Es un alivio saber que la campaña militar en Mosul está terminando pero la crisis humanitaria no lo está", ha advertido la Coordinadora Humanitaria de la ONU para Irak, Lise Grande.

"Muchas de las personas que han huido han perdido todo y necesitan refugio, comida, atención médica, agua, saneamiento y kits de emergencia", ha dicho Grande. "Los niveles de trauma que hemos visto son de los más altos en cualquier lugar", ha añadido. "Lo que estas personas han vivido es inimaginable", ha concluido.

El hedor de los cadáveres en las calles de Mosul ha sido una constante en los casi nueve meses de enfrentamientos en el marco del desalojo de la ciudad, en la que aún hay siete cuerpos de civiles cerca del río Tigris, asesinados por el grupo terrorista cuando este domingo intentaron escapar.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies