El fiscal italiano que acusa a las ONG de ser cómplices de tráfico de personas reconoce que no tiene pruebas

 

El fiscal italiano que acusa a las ONG de ser cómplices de tráfico de personas reconoce que no tiene pruebas

Embarcación con inmigrantes en el Mediterráneo
DARRIN ZAMMIT LUPI/REUTERS
Publicado 04/05/2017 1:19:15CET

MADRID, 4 May. (EUROPA PRESS) -

El fiscal jefe de la ciudad siciliana de Catania, Carmelo Zuccaro, encargado de iniciar una investigación tras acusar a las ONG que operan en el Mediterráneo de ser cómplices de las mafias del tráfico de personas, ha reconocido ante la comisión de Defensa del Senado de Italia que no dispone de pruebas que se puedan utilizar ante un tribunal, si bien ha señalado que se investigará el caso.

Zuccaro aseguró desde el principio que tiene pruebas que demuestran que miembros de las mafias han tenido un contacto directo con las ONG. Este miércoles, ante la comisión de Defensa, ha reiterado que existen "contactos" a través de la emisora y "comunicaciones" entre traficantes y miembros de algunas PNG.

"He pedido a los servicios de Inteligencia que obtengan los datos, porque entonces podría usarlos" ante el tribunal, ha explicado, según recoge el diario italiano 'La Repubblica'. El magistrado ha matizado que son datos que proceden de Agencia Europea de Guardia de Fronteras y Costas (Frontex) y de la Armada italiana, en particular de los dispositivos implicados en la misión europea bautizada como EUNAVFOR MED.

En este contexto, el fiscal italiano ha subrayado que el foco de la atención de esta investigación no es, en concreto, el conjunto de las ONG, sino los traficantes. Así, ha señalado que enalgunas organizaciones, entre ellas Save the Children y Médicos Sin Fronteras (MSF), tienen entre sus filas "perfiles de dudosa relevancia" que no son, exactamente, "filántropos".

En febrero, el tribunal de Catania creó un grupo de trabajo para analizar los posibles lazos financieros entre los traficantes y las ONG. La semana pasada, Zuccaro aseguró ante la televisión estatal italiana RAI que las organizaciones están tratando de desestabilizar la economía del país trasladando a los inmigrantes a Italia.

El director de la misión del Mediterráneo Central de la ONG española Proactiva Open Arms, Gerard Canals, ya recordó recientemente que a pesar de que el barco 'Golzo Azzuro' con el que operan supone "una ayuda" para la Guardia Costera italiana, que gestiona los rescates que llegan desde el Mediterráneo, ésta --como otras organizaciones-- está "teniendo problemas con Frontex".

"Nos están vinculando con el tráfico de seres humanos, nos acusan de traficar con personas cuando son ellos los que nos dicen dónde hay que trasladarlos", lamentó Canals en una entrevista concedida en la cadena neoyorquina de televisión en castellano NY1 poco antes de recibir el Premio ALBA al Activismo de los Derechos Humanos, un galardón dotado con 100.000 dólares considerado de los más prestigiosos del mundo.

En este contexto, el fundador de Proactiva, Óscar Camps, recordó que la ONG es un "testimonio incómodo" porque ven la situación y denuncian los abusos de los Derechos Humanos.

La ruta marítima entre Libia e Italia es el principal canal por el que los inmigrantes tratan de llegar a Europa. En lo que va de año han llegado cerca de 44.229 inmigrantes a Europa, la gran mayoría por mar. Según las cifras de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), un total de 1.089 han muerto desde enero tratando de llegar a las costas europeas.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies