India confirma la muerte de 39 indios secuestrados por Estado Islámico en Irak en 2014

Ministra de Asuntos Exteriores india Sushma Swaraj
REUTERS / EDUARDO MUNOZ - Archivo
Publicado 20/03/2018 14:03:50CET

La oposición acusa al Gobierno de haber engañado al país porque en 2017 dijo que seguían vivos porque no había pruebas de lo contrario

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno indio ha confirmado este martes el hallazgo de los cadáveres de 39 ciudadanos indios que fueron secuestrados por milicianos del grupo terrorista Estado Islámico en 2014 en Irak, según informa la cadena de televisión NDTV.

La ministra de Asuntos Exteriores india, Sushma Swaraj, ha confirmado en una comparecencia ante el Senado la muerte de los 39 secuestrados indios. "Con todas las pruebas, puedo decir que estas 39 personas están muertas. Queríamos darles a las familias un cierre solo después de tener pruebas concretas", ha afirmado la jefa de la diplomacia.

Los parlamentarios opositores han acusado al Ejecutivo de haber dado falsas esperanzas a las familias de los secuestrados y de haber confundido a todo el país. En 2017, la ministra de Exteriores india dijo en el Parlamento que mientras no hubiera pruebas de lo contrario la presunción es que los trabajadores secuestrados seguían vivos.

En su comparecencia ante el Senado, la ministra de Exteriores ha dicho que el lunes le confirmaron que unos restos mortales encontrados enterrados bajo un montículo en Mosul coincidían con las muestras de ADN de los familiares de los 39 trabajadores indios secuestrados por Estado Islámico. Uno de los cadáveres tenía una coincidencia del 70 por ciento con la muestra de ADN.

Tras la declaración de la ministra, el Senado ha guardado un minuto de silencio en memoria de los fallecidos. "Hemos utilizado un satélite de penetración profunda. Había exactamente 39 cadáveres con características diferenciales como el caballo largo, zapatos no iraquíes y documentos de identidad", ha explicado Swaraj.

"La tarea más difícil era conseguir pruebas. Había una pila de cadáveres. Localizar los cadáveres de nuestra gente y llevarlos a Bagdad para las pruebas de ADN ha sido una labor inmensa", ha señalado la jefa de la diplomacia india, antes de elogiar el trabajo que ha realizado el secretario de Estado de Exteriores, Vijay Kumar Singh.

Por su parte, el parlamentario Ghulam Nabi Azad ha echado en cara a la ministra que en 2017 aseguró en sede parlamentaria que los 39 secuestrados "estaban vivos". "Nunca hemos engañado a nadie. Dijimos que hasta que no hubiera pruebas no podíamos darlos por muertos", ha replicado Singh.

Los 39 indios secuestrados eran trabajadores de la construcción que fueron secuestrados por milicianos de Estado Islámico cuando se hicieron con el control de Mosul. Los trabajadores estaban intentando huir de la ciudad cuando fueron sorprendidos por los milicianos del grupo terrorista.

La ministra de Asuntos Exteriores india ha dicho a las familias de los trabajadores que permanecieron en una prisión de Badush y que uno de ellos, identificado como Harjit Masih, logró escaparse tras hacerse pasar por musulmán.

En 2017, la ministra de Exteriores india le dijo a las familias que un responsable iraquí le aseguró al secretario de Estado que los 39 secuestrados habían sido obligados a trabajar en la construcción de un hospital y luego en una granja antes de ser encarcelados en una prisión de Badush.

Sin embargo, Harjit Masih, el indio que logró escapar del secuestro, aseguró que el resto de sus compañeros fueron ejecutados y el Gobierno negó que eso fuera cierto. "Durante cuatro años, la ministra me había dicho que estaban vivos. No quiero volver a creerle", ha afirmado Gurpinder Kaur, la hermana de uno de los trabajadores ejecutados por Estado Islámico en Irak.

Más de 10.000 indios huyeron de Irak en 2014 cuando Estado Islámico comenzó la ofensiva que le permitió hacerse con gran parte del país. La cifra incluye unas enfermeras que fueron secuestradas por Estado Islámico en Tikrit y Mosul antes de que les dejaran regresar a su país.

Contador