La junta militar de Tailandia estudia una ley para someter a su autoridad a los monjes budistas

 

La junta militar de Tailandia estudia una ley para someter a su autoridad a los monjes budistas

Contador
El general Prayuth Chan Ocha, jefe de la junta militar de Tailandia
GOBIERNO DE TAILANDIA
Actualizado 29/03/2017 16:42:11 CET

BANGKOK, 29 Mar. (Reuters/EP) -

La junta militar que gobierna en Tailandia desde el golpe de Estado de mayo de 2014 está estudiando la aprobación de una ley para tratar de regular el budismo, una parcela en la que, hasta la fecha, el Gobierno no ha ejercido ningún control y que representa un pilar para la sociedad tailandesa.

El proyecto de ley, que no se ha hecho público, tendría como objetivo reducir el poder que tiene en la actualidad el Consejo Supremo Sangha, el órgano de gobierno de la comunidad budista en Tailandia. Una fuente de la junta militar que ha pedido no ser identificada ha dicho que el proyecto legal establecerá un nuevo comité que fijará políticas para "proteger y apoyar" el budismo, aunque sin pronunciarse sobre la práctica religiosa.

La norma dejaría a los monjes elegidos por el Consejo Sangha solo tres de los 27 puestos del comité. El resto de puestos de este organismo corresponderían al primer ministro, que es el jefe de la junta castrense, el general Prayuth Chan Ocha, el jefe de la Policía y a varios altos cargos, además de expertos en budismo, miembros de universidades budistas y representantes de otros grupos de esta comunidad religiosa elegidos por el jefe de la junta.

"La ley no 'apoya' pero obliga a los monjes a obedecer y a someterse al Gobierno, lo que es inadecuado", ha asegurado el vicedecano de la Universidad Budista de Mahamakut, Metha Winairos, en declaraciones a Reuters. "Esta interferencia del estado degradará la religión", ha añadido.

Este proyecto de ley llega en un momento en el que ha habido polémica por desencuentros entre la comunidad budista, una religión que profesa el 95 por ciento de los tailandeses, y la junta militar que gobierna el país desde mayo de 2014.

En el centro de la polémica está el intento fallido de las autoridades para tratar de capturar a un monje del mayor templo budista del país, al que acusan de blanqueo de dinero. El jefe de la Oficina Nacional del Budismo ha contado que el proyecto está siendo revisado por el Consejo Supremo Sangha.

"Esta ley beneficiará a los monjes y ayudará a difundir el budismo", ha considerado Pongporn Pramsaneh, el exdetective que ha sido recientemente nombrado como jefe de la oficina del Gobierno que aborda los temas relacionados con el budismo.

Puede cambiar de noticia usando las flechas del teclado (← →)
La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies