Miles de ruandeses se manifiestan ante la Embajada británica por arresto del jefe de la Inteligencia

Protestas en Ruanda
REUTERS
Actualizado 25/06/2015 15:23:39 CET

KIGALI, 25 Jun. (Reuters/EP) -

Miles de ruandeses han protestado frente a la Embajada de Reino Unido en Kigali este jueves contra el arresto en este país del jefe de la Inteligencia de Ruanda, horas antes de que éste comparezca en un tribunal de Londres por cargos de crímenes de guerra presentados por España.

El Gobierno ruandés ha dicho que es una "atrocidad" detener al director de los Servicios de Seguridad e Inteligencia Nacional, Karenzi Karake, de 54 años, a petición de España --el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu le busca por los delitos de terrorismo, crímenes contra la humanidad y genocidio--, y ha asegurado que refutará los cargos en su contra.

Los países occidentales, según Ruanda, han sido persuadidos por los que estuvieron detrás del genocidio de 1994 en el que murieron 800.000 personas, en su mayoría miembros de la minoría tutsi y hutus moderados.

"África dice 'no' a la justicia neocolonialista occidental", afirmaba una de las pancartas que portaban los manifestantes. "Basta de confundir al mundo sobre el genocidio", se leía en otra. Algunos de los asistentes eran escolares y un chico de 17 años ha indicado a Reuters que les pidieron que acudieran.

"Cuando llegué a la escuela esta mañana, el profesor vino cuando estábamos en clase y nos dijo que viniéramos a manifestarnos", ha explicado. "No sabía nada de Karake pero he venido para entenarme sobre él hoy", ha añadido.

Las webs de noticias ruandesas han mostrado imágenes de protestas en regiones del este y el norte del país africano. También se registró una protesta frente a la Embajada el miércoles que cortó el tráfico.

El caso podría afectar aún más a las relaciones entre Ruanda y Reino Unido, después de que Kigali suspendiera el servicio local de radio de la BBC el año pasado tras un documental de la emisora que cuestionaba el relato oficial del genocidio.

El Gobierno británico ha dicho que el arresto de Karake era una obligación legal en base a una orden europea de arresto válida y ha expresado su deseo de mantener una relación estrecha con Ruanda.

"Actualmente hay una multitud de manifestantes en torno a la Embajada británica en Kigali. Deberíais manteneros vigilantes si estáis en la zona", ha recomendado el Ministerio de Exteriores británico a sus ciudadanos.