MSF tilda de "lamentable" la decisión de Siria de confiscar artículos médicos del convoy que ha entrado en Ghuta

Un convoy del CICR llega a Ghuta Oriental, en Siria
TWITTER PAWEL KRZYSIEK (CICR)
Publicado 05/03/2018 18:07:17CET

MADRID, 5 Mar. (EUROPA PRESS) -

La organización no gubernamental Médicos Sin Fronteras (MSF) ha tildado este lunes de "lamentable" la decisión del Gobierno de Siria de confiscar artículos médicos del convoy de ayuda humanitaria que ha entrado durante la jornada en la región de Ghuta Oriental, situada en los alrededores de Damasco.

"La confiscación por parte de las autoridades sirias de artículos médicos vitales de un convoy de ayuda humanitaria con destino a Ghuta oriental es otro lamentable hecho dentro de un cínico proceso que pretende minar la vida de los civiles atrapados en este enclave sitiado: mujeres, niños, ancianos, incapacitados y enfermos", ha dicho la coordinadora general de MSF en el país, Lorena Bilbao.

Así, ha recalcado que "las reglas de la guerra son muy claras" y ha manifestado que "se debe permitir que los artículos que son esenciales para salvar vidas, incluidos los suministros médicos, lleguen a los civiles que los necesiten".

"Se debe ofrecer asistencia médica a todo el que lo requiera: civiles o combatientes. Simplemente son las reglas. Estas reglas se están rompiendo y a los médicos a los que apoyamos se les impide tratar por igual a las personas con heridas y traumas y a las que sufren otro tipo de urgencias que no son consecuencia del conflicto", ha manifestado.

"Como las reglas se rompen, nuestra determinación debe seguir firme. Todas las partes del conflicto deben permitir que los suministros médicos necesarios lleguen a las instalaciones sanitarias que aún funcionan", ha remachado Bilbao.

Las palabras de Bilbao han llegado después de que responsables del Gobierno sirio retiraran kits de tratamiento de trauma y quirúrgicos, dosis de insulina y equipos de diálisis del convoy humanitario que ha entrado durante la jornada en la región, controlada por los rebeldes.

"Todos los kits de trauma, quirúrgicos, las sesiones de diálisis e insulina han sido rechazados por la seguridad", ha explicado un responsable de la OMS, en un mensaje de correo electrónico, antes de añadir que un 70 por ciento de los suministros introducidos en los camiones en sus almacenes se han retirado durante la inspección.

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha destacado que la llegada del convoy supone "un primer paso positivo" que "aliviará el sufrimiento inmediato de algunos civiles", si bien ha matizado que "un convoy, por grande que sea, nunca será suficiente dadas las duras condiciones y la escasez que sufre la gente".

El convoy, integrado por 46 camiones, traslada raciones de comida para 27.500 personas, así como material médico y quirúrgico.

Naciones Unidas aseguró el domingo que ha recibido aprobación para que el convoy humanitario pueda acceder al enclave controlado por rebeldes en la periferia de Damasco, que solo ha recibido a un pequeño convoy con ayuda a mediados de febrero.

Durante la jornada de este lunes, el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha aprobado una investigación sobre la situación en Ghuta Oriental, tras rechazar las enmiendas propuestas por Rusia.

La votación sobre el proyecto presentado por Reino Unido --que reclama además la entrada inmediata de ayuda humanitaria en la zona-- se ha saldado con 29 votos a favor, catorce abstenciones y cuatro votos en contra.

La resolución aprobada este lunes pide a la Comisión de Investigación para Siria, establecida por el Consejo de Seguridad de la ONU, que lleve a cabo una investigación "exhaustiva e independiente sobre los últimos acontecimientos" en Ghuta Oriental.

Ghuta Oriental es un enclave de la periferia de Damasco controlado por fuerzas rebeldes y asediado por las fuerzas leales al Gobierno que preside Bashar al Assad. En las últimas semanas, las fuerzas gubernamentales han bombardeado intensamente este enclave, provocando la muerte de más de 600 civiles.