Netanyahu dice que "no hay alternativa al liderazgo de EEUU" en proceso de paz entre israelíes y palestinos

Benjamin Netanyahu
REUTERS / RONEN ZVULUN
Publicado 22/01/2018 5:32:21CET

MADRID, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha afirmado este domingo que "no hay alternativa al liderazgo de Estados Unidos" en el proceso de paz entre israelíes y palestinos, en unas palabras dirigidas al presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

"Sobre la paz, tengo un mensaje para Abu Mazen (apodo de Abbas): No hay alternativa al liderazgo estadounidense en el proceso diplomático. Aquel que no esté dispuesto a hablar con los estadounidenses sobre paz, no quiere paz", ha dicho, según ha informado el diario israelí 'Yedioth Ahronoth'.

Las palabras de Netanyahu han tenido lugar el mismo día en el que ha llegado a Israel el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, al que ha descrito como "un gran amigo del Estado de Israel".

Abbas afirmó el 14 de enero que Palestina "no aceptará lo que Estados Unidos quiere imponer", describiendo la decisión de Washington de reconocer Jerusalén como capital de Israel como "la bofetada del siglo".

"No aceptaremos la mediación de Estados Unidos tras su crimen en Jerusalén. Aceptaremos únicamente una mediación internacional en el proceso de paz con el objetivo de poner fin a la ocupación", señaló.

"Participaremos en cualquier conversación de paz seria bajo los auspicios de Naciones Unidas para poner fin a la ocupación", resaltó, criticando sin embargo a Naciones Unidas y la comunidad internacional por no aplicar las resoluciones sobre el conflicto.

El reconocimiento estadounidense de la Ciudad Santa como capital israelí ha dinamitado cualquier expectativa de paz. Este gesto de la Administración de Donald Trump ha acabado con el consenso internacional acerca de la necesidad de que el estatus de Jerusalén se decida en unas eventuales negociaciones de paz.

La Asamblea General de Naciones Unidas aprobó en diciembre una resolución --con el apoyo de 128 de los 193 países de la ONU-- en la que insta a Estados Unidos a dar marcha atrás. La Organización para la Cooperación Islámica, por su parte, ha reconocido Jerusalén Este como capital palestina y ha animado a la comunidad internacional a seguir su ejemplo.