Trump invita a la Casa Blanca al jefe de la junta militar de Tailandia

El jefe de la junta mlitar de Tailandia, el general Prayuth Chan Ocha
GOBIERNO DE TAILANDIA
Publicado 02/05/2017 12:21:32CET

BANGKOK, 2 May. (Reuters/EP) -

El jefe de la junta militar que gobierna en Tailandia desde el golpe de Estado de mayo de 2014, el general Prayuth Chan Ocha, ha asegurado que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le ha invitado a visitarle en la Casa Blanca y que ha apostado por mantener una relación más estrecha con su Gobierno, una postura que supone un claro giro respecto al distanciamiento que había tomado el anterior mandatario norteamericano, Barack Obama.

Trump ha invitado a Washington al jefe de la junta castrense de Tailandia y al presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, muy criticado por su campaña de lucha contra las drogas, con el objetivo de aumentar el apoyo en la región frente a la amenaza que supone Corea del Norte y sus programas de desarrollo nuclear y de misiles.

"El presidente de Estados Unidos ha dicho que somos buenos aliados y ha asegurado que, aunque hayamos tenido una relación bastante distante últimamente, las relaciones entre Tailandia y Estados Unidos van a ser ahora más estrechas que nunca antes", ha asegurado el general Prayuth, en declaraciones a la prensa en Bangkok.

El general jefe de la junta militar de Tailandia ha aceptado la invitación a la Casa Blanca aunque su Gobierno todavía no ha concretado cuándo se realizará la visita.

Tailandia es el más antiguo aliado de Estados Unidos en la región pero las relaciones entre ambos países se deterioraron tras el golpe de Estado con el que el general Prayuth acabó con el gobierno democrático liderado por el partido de Yingluck Shinawatra, en mayo de 2014.

Aunque las relaciones entre ambos países estaban experimentando una mejora antes de la llegada de Trump a la Casa Blanca, los activistas defensores de la democracia temen que Estados Unidos presione ahora menos a los generales para que entreguen el poder a los civiles y se restaure cuanto antes la democracia.

La junta castrense ha prometido en varias ocasiones que celebraría unas elecciones democráticas cuanto antes y, progresivamente, ha ido retrasando la fecha de los comicios, desde la previsión inicial de 2015 a la actual para 2018. Además, ha aprobado una Constitución que da más poder a las Fuerzas Armadas y que permite a sus altos mandos decidir quién estará al frente del Gobierno tras las elecciones.

A pesar del deterioro de las relaciones entre ambos países por el golpe de Estado, Estados Unidos y Tailandia han continuado realizando maniobras militares y entrenamiento policial conjunto, incluidos los ejercicios anuales Cobra Gold, las mayores maniobras multinacionales que se desarrollan en la región asiática cada año.

Las empresas tailandesas han mostrado su preocupación por la apuesta económica proteccionista de Trump en materia comercial. Tailandia tiene un superávit comercial con Estados Unidos que en 2016 se situó en 18.000 millones de dólares. Estados Unidos es el segundo mayor exportador de productos de Tailandia en 2017, por detrás de China.

El jefe de la junta castrense de Tailandia ha dicho que Trump ha prometido aumentar la cooperación comercial con su país y que enviará una delegación comercial. Las autoridades militares están intentando mejorar el rumbo económico del país, que es la segunda mayor economía del sureste asiático.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies