Rosell dice que la denuncia de Soria "fue una auténtica trampa" para evitar representar "al pueblo de Las Palmas"

Actualizado 05/12/2016 12:29:32 CET

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

La juez y exdiputada de Podemos, Victoria Rosell, ha dicho ante el archivo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) de la denuncia del exministro popular de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria contra ella, que "por fin de sabe la verdad" porque "yo sabía que no había hecho nada", y que esta denuncia a su juicio fue "una auténtica trampa, no me querían como representante del pueblo de Las Palmas en el Congreso".

Victoria Rosell, en declaraciones este lunes a la Cadena Ser recogidas por Europa Press, ha afirmado que siente "extraña" porque "se viene encima el sufrimiento de todo un año entero" sobre todo "en el entorno más inmediato, el de mi madre y mis hijas".

"No he cometido ninguno de los hechos que se publicaron en las portadas [de periódicos y otros medios], ni había escondido el 'pendrive' en ningún sitio, ni había favorecido al empresario [Miguel Ángel Ramírez] ni tenia nada que ver publicidades o financiaciones a medios en las que mi pareja había trabajado", comentó.

Rosell ha considerado que "tener esta causa abierta, servía a Soria para favorecer sus intereses y poco más", subrayó, para añadir que "me gustaría que esto no le hubiera pasado a nadie en este país".

Sobre si volverá a la política o no, Rosell ha comentado que en estos momentos "me habría gustado estar ahí" pero "ahora mismo lo que quiero es recuperarme, porque tengo que volver incluso a reconciliarme con mi profesión".

Matizó Rosell que una persona con tanto poder, refiriéndose a Soria, "es capaz de activar primero a la Fiscalía de Las Palmas, luego a un juez que hizo informes falsos y conseguir que se admitiera una querella ante el TSJC y mi dimisión". Esto es "otra gran mentira de Soria, que tiene que llevar a juicio al magistrado que colaboró en ella", subrayó.

Asimismo agregó que tras conocerse el archivo de la denuncia por parte del TSJC ha recibido llamadas de Podemos, del PSOE y otros cargos públicos. "Ha sido emocionante y se me saltaban las lágrimas porque la dureza de la situación ha sido importante", matizó.