TSJM avala la orden de calendario escolar que adelanta los exámenes de septiembre a junio tras rechazar recurso de CCOO

Estudio, estudiar, estudiante, estudiantes, clase, clases, aula, aulas, alumno,
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 15/03/2018 12:18:56CET

MADRID, 15 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha rechazado un recurso interpuesto por CCOO contra la orden de la Consejería de Educación que establece el calendario escolar para el presente curso, que contempla por primera vez el adelanto de los exámenes finales de septiembre a junio.

En un auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la sección octava Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJM decreta la inadmisión del recurso al entender que el sindicato no tiene legitimación activa para plantear la impugnación del calendario.

La Federación de Enseñanza de CCOO Madrid había recurrido la orden que regula el calendario escolar para este curso aludiendo a que su legitimación procedía de la finalidad que le confiere a la organización el artículo 1 de sus estatutos, como es la "consecución de un sistema general de enseñanza pública de calidad".

Al respecto, la Comunidad de Madrid planteó a la Sala que concurriera causa de inadmisión por la falta de legitimidad activa del sindicato para recurrir esta disposición.

El fallo expone, en base a la doctrina del Supremo, que la atribución estatutaria de una organización "no constituye título suficiente para reconocer legitimación activa del sindicato pues ello sería equivalente a admitir como legitimado a cualquier asociación o entidad que se constituyera con el objeto de impugnar disposiciones generales o determinadas clases de actos administrativos".

"Por tanto, (CCOO) carece de legitimación para recurrir (la orden sobre calendario escolar) pues no acredita sino un interés genérico en la defensa de la legalidad que propugna", recoge el fallo judicial.

La Consejería de Educación explicó en su momento que el adelanto de los exámenes de septiembre a junio, que tuvo el visto bueno del Consejo Escolar, permite ofrecer a los alumnos clases de refuerzo con sus propios profesores para preparar los exámenes de recuperación.

Asimismo, equiparar el calendario de exámenes extraordinarios de modo similar al que despliegan las universidades permite "desplegar con mayor antelación el curso escolar, que además se inicia antes". Otro de los beneficios que apuntaba el departamento es el ahorro económico que proporcionaba a las familias, pues no tendrían que recurrir a academias durante el verano.

Las estadísticas de la Consejería indican que el curso pasado hasta el 58 por ciento de los estudiantes de Bachillerato y el 49 por ciento de ESO de institutos con asignaturas suspensas no superó en los exámenes de septiembre ninguna materia pendiente en la convocatoria extraordinaria de este mes. En el caso de FP de Grado Medio fue del 67 por ciento y del 48 por ciento en Grado Superior.