EQUO RM denuncia públicamente que los últimos recortes del Gobierno regional "precarizan los servicios públicos"

Actualizado 14/04/2012 21:00:38 CET

MURCIA, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

EQUO RM denuncia que la disminución en 623 millones de euros aprobada en el Plan de Reequilibrio Económico-Financiero, presentado por los consejeros de Obras Públicas, José Ballesta, y de Economía, Juan Bernal, supondrá "un grave empeoramiento en los servicios públicos, en la calidad de vida de la ciudadanía y en sus derechos sociales".

Para Equo, los ajustes en la Consejería de Sanidad "son preocupantes, con una reducción de 95 millones de euros, consistentes, entre otras medidas, en el cierre parcial de centros de salud, disminución de guardias y sustituciones de vacaciones, reducción de servicios del hospital del Rosell de Cartagena o el recorte en el Plan de Salud Bucodental infantil".

Asimismo, el 'tijeretazo' en la Consejería de Educación, estimado en 14,7 millones, "supondrá el despido de miles de profesores interinos, con el consiguiente aumento de la ratio del alumnado y el deterioro progresivo en la calidad de la enseñanza", según han informado fuentes de la formación política en un comunicado.

"El capítulo cultural es otro de los damnificados por la jibarización presupuestaria, que ya ha propiciado la desaparición de iniciativas destacables como el Festival de Jazz o el de Música Antigua, la situación precaria de la Orquesta Sinfónica de Murcia (que recibe 500 mil euros menos) y que ahondan en la difícil situación de los museos y las bibliotecas murcianas, lo que hará que nuestra Comunidad se hunda aún más en la cola de los índices culturales", han criticado.

Y es que, según han señalado, a ello "se añaden los recortes tanto a las Universidades públicas (en más de 31 millones de euros) que precariza la enseñanza superior y disminuye la I+D+i, como al Instituto Murciano de Acción Social (IMAS), en casi 16 millones, un departamento encargado de áreas tan sensibles como son las ayudas a la dependencia, la gestión de las pensiones no contributivas, las residencias de mayores o los centros ocupacionales para personas con discapacidad".

Por ello, apela una vez más a un cambio en el modelo de desarrollo económico, con el avance en sectores como las energías renovables, la rehabilitación de edificios, la movilidad sostenible, la eficiencia energética o la agricultura ecológica, todos ellos con un gran potencial económico y de generación de empleo.