El sector de Frutos Secos demanda medidas contra sistemas antilluvia y mayor implicación del seguro agrario

Ndp Fecoam: Reunión Sector Frutos Secos
EUROPA PRESS/REMITIDO
Publicado 09/06/2016 13:12:37CET

MURCIA, 9 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Federación de Cooperativas Agrarias de la Región de Murcia (Fecoam) ha participado en una reunión de todas las asociaciones agrarias de la Región con diputados de todos los partidos y el director general de Producciones y Mercados Agroalimentarios, Fulgencio Pérez, en la que se han presentado varias demandas del sector.

La principal reclamación de los representantes de los agricultores de frutos secos de la Región ha sido la de la puesta en marcha inmediata de medidas para evitar los sistemas antilluvia que evitan las precipitaciones en los campos de la Región.

Estos sistemas se componen por cohetes y avionetas que vierten a la atmósfera metales pesados que aumentan la presión atmosférica y evitan así la generación de bajas presiones que son los fenómenos característicos de las borrascas y, por tanto, de las precipitaciones, explican desde Fecoam.

A estos sistemas se suman ahora los cañones de ultrasonidos, que, desde tierra, generan un estallido dirigido a la atmósfera cuya onda expansiva disuelve la concentración de agua en las nubes y estas mismas.

En 2014, a partir de que existieran evidencias, se pidió a la Administración regional que se tomaran cartas en el asunto y se tomasen unas medidas que aún hoy no se han materializado.

Desde las asociaciones agrarias se ha solicitado la creación de un número de teléfono específico para denunciar estos hechos, como ya existe en Almería; una implicación mayor de la Guardia Civil y el Seprona para perseguir estos hechos constituyentes de delito medioambiental, y la contratación de una avioneta destinada a identificar y evitar los vuelos de aeronaves encargadas de evitar las precipitaciones.

El vocal de Frutos Secos de Fecoam, Pedro Guerrero, ha realizado un llamamiento para que sean las Fuerzas de Seguridad del Estado las responsables de evitar estos vuelos y cuenten con el amparo de las distintas administraciones públicas a nivel regional y nacional.

El principal objetivo que se persigue desde las organizaciones agrarias es la investigación de los vuelos que se realicen hasta los 20.000 pies de altura en el espacio aéreo de la Región de Murcia que se produzcan los días con posibilidad de precipitación y, sobre todo, aquellos cuya trayectoria no describe una línea recta, ya que esto sugiere que tienen interés de sobrevolar un determinado espacio acotado con la presunta finalidad de verter componentes que eviten las lluvias.

La contratación de esta avioneta seguiría los pasos del área de El Moncayo en Soria, que ya llevó a cabo esta iniciativa. Se ha pedido a los grupos políticos presentes que trasladen esta problemática a los diputados nacionales.

El diputado de Ciudadanos Miguel Sánchez ha recogido esta petición y la diputada de Podemos María Giménez ha propuesto la muestra del consenso de todos los partidos de la Región en este tema para poder influir más en Madrid. Por su parte, el parlamentario del PP Juan Pagán no ha dudado de la unanimidad de los partidos en este tema y del traslado de esta problemática a altas instancias, según han indicado las mismas fuentes.

El diputado regional socialista Jesús Navarro ha defendido que han de ser la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) y la delegación del Gobierno los encargados de poner fin a estas prácticas y ha recordado que los políticos pueden impulsar las iniciativas, pero que son las administraciones públicas las que tienen que velar por su aplicación.

El segundo de los temas que más preocupan al sector de los frutos secos es la necesidad urgente de un plan de reestructuración de las plantaciones que incluiría el arranque de árboles viejos y secos y la plantación de nuevas variedades de almendros.

Se demanda la plantación de nuevos frutales debido a los malos resultados del antiguo plan que se basó en reinjertos. La demanda es la de sustituir entre un 20 y un 25% de las fincas en un plan de cinco años de duración que abarque entre 4.000 y 5.000 hectáreas cada año. Un plan que tendría un coste de entre 80 y 100 millones de euros.

"No es una ayuda, es una inversión por todos los beneficios que supone la regeneración con nuevos árboles, como su impacto medioambiental a modo de cortafuegos y generador de oxígeno, y creador de riqueza en zonas desfavorecidas de la Región", ha destacado uno de los representantes del sector.

Otro de los asuntos que han preocupado al sector es el visto bueno desde las instituciones regionales al Tratado de Libre Comercio entre Europa y EE.UU. conocido como TTIP.

Pedro Guerrero ha destacado que con lo que se conoce del texto se podrán importar a España grandes cantidades de almendra americana cuando la producción española tiene que pasar controles de calidad mucho más estrictos y en ningún momento supone una producción deficitaria en cuanto a la cantidad.

La última de las reivindicaciones del sector ha sido su escasa cobertura en los seguros agrarios. Los representantes han defendido que los frutos secos siempre han sido la más deficitaria de todas las líneas de cobertura.

Según Fecoam, los representantes políticos se han mostrado favorables a llevar las demandas de este sector agrario a las instituciones con el fin de conseguir que este sector de la agricultura no decrezca "ya que es un sector con una capacidad de crecimiento muy significativa en la Región", ha calificado Pedro Guerrero.

En la reunión, que se ha celebrado en la Cámara Agraria, también han participado representantes de Asaja, Coag, Fecamur y Aeofruse.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies