Moncloa rechaza la investidura 'exprés' de Turull y avisa que el 155 seguirá hasta un Gobierno "conforme a derecho"

Rajoy y Martínez Maillo en la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP
EUROPA PRESS - Archivo
Actualizado 22/03/2018 12:44:45 CET

Cree que la decisión de Torrent "menoscaba la dignidad" del Parlament y solo busca mantener "vivo un enfrentamiento"

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Mariano Rajoy ha expresado este miércoles su rechazo a la investidura 'exprés' que pretenden los independentistas y ha subrayado que la decisión del presidente del Parlament catalán, Roger Torrent, de proponer un pleno para investir a Jordi Turull un día antes de su citación ante el juez "menoscaba la dignidad de la institución". Además, ha advertido de que el artículo 155 de la Constitución seguirá en vigor hasta que haya un nuevo Govern al frente de la Generalitat "conforme a derecho", han informado fuentes de Moncloa.

Así se ha pronunciado el Ejecutivo del PP después de que Torrent haya propuesto formalmente como candidato para presidir la Generalitat a Turull, exconseller y exportavoz del Govern que presidió Carles Puigdemont, convocando un pleno para este jueves a las 17.00 horas tras hacer una ronda de consultas por teléfono con los líderes de los grupos parlamentarios.

Su intención era hacer la ronda de consultas presencialmente a partir del jueves, pero el proceso se ha precipitado después de que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena haya citado el viernes a Turull y a otros encausados soberanistas para decidir si les mantiene en libertad provisional o si deben regresar a prisión.

"PRECIPITACIÓN Y FALTA DE TRANSPARENCIA"

Moncloa considera que la decisión del presidente del Parlament de Cataluña "menoscaba la dignidad de la institución al actuar con precipitación y falta de transparencia en contra del interés general de los ciudadanos".

Es más, según las mismas fuentes, creen que este nuevo paso "únicamente persigue el interés político de los independentistas de mantener vivo un enfrentamiento con el Estado democrático", a pesar de que "éste ha demostrado sobradamente su capacidad para defender el imperio de la ley y la dignidad de sus instituciones".

De hecho, el Gobierno de Mariano Rajoy ha recordado que ya existía un calendario establecido para la investidura que ha sido modificado de "manera unilateral y arbitraria, con un objetivo político condenado al fracaso".

UN PRESIDENTE QUE PUEDE SER INHABILITADO

Desde el Gobierno de Rajoy han destacado que los únicos responsables de que un presidente de la Generalitat pueda ser apartado del cargo por inhabilitación, "con el grave deterioro que ello supondría para la autonomía de Cataluña", son aquellos que están "promoviendo la candidatura de un diputado con graves problemas judiciales".

Aunque el Gobierno no entra a valorar las consecuencias que la decisión adoptada por Torrent pueda acarrear a la situación procesal de "determinados dirigentes políticos", ha advertido de que el artículo 155 de la Constitución "seguirá en vigor hasta que el nuevo Gobierno tome posesión conforme a derecho", según las mismas fuentes.

De hecho, fuentes del Ejecutivo habían recordado estos últimos días que las medidas del artículo 155 se desactivarían de forma automática en cuanto se formase un nuevo Gobierno autonómico. En el Gobierno admitían este mismo miércoles por la mañana que Turull no es un candidato "limpio" al tener causas judiciales pendientes, pero reconocían que mantiene intactos sus derechos políticos mientras no haya un pronunciamiento del Supremo, algo que podría cambiar este mismo viernes.

Precisamente, este jueves el secretario de Estado de Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, comparecerá en nombre del Gobierno para cumplir con la obligación de dar cuentas a la Cámara sobre la aplicación de las medidas según el mandato del Senado para la aplicación del 155 en Cataluña, aprobado el 27 de octubre del año pasado. Esta comparecencia parlamentaria estará marcada por la sesión plenaria para una investidura 'exprés' de Turull fijada para unas horas más tarde en el Parlament.