Pons dice al Gobierno que un día no tendrá a Conde-Pumpido "dispuesto a mancharse la toga" para ocultar investigaciones

Actualizado 26/01/2011 12:05:44 CET

Caamaño arremete contra el PP por "acusar sin pruebas" con el único objetivo de "dañar al adversario"

MADRID, 26 Ene. (EUROPA PRESS) -

El vicesecretario de comunicación del PP, Esteban González Pons, ha culpado este miércoles a la Fiscalía de no investigar los casos en los que se ven involucrados "amigos" del Gobierno, al que ha advertido de que "los españoles le pedirán un día cuentas" por los asuntos que hayan "intentado tapar" y que ese día "no tendrá un Conde-Pumpido dispuesto a mancharse la toga con el polvo del camino".

"Los españoles saben que hoy con este fiscal general del Estado no son iguales ante los tribunales", ha mantenido el diputado 'popular' durante el pleno de control al Gobierno en referencia a Cándido Conde-Pumpido. Ha cargado así contra el Ministerio Público por investigar "seguramente con razón a quienes cree que tiene que perseguir", excepto cuando se trata de miembros del PSOE y del Ejecutivo.

En su respuesta, el ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha afeado al PP que acuse "sin pruebas", formule "especulaciones" y mantenga "juicios de intenciones" con el único propósito de "dañar a sus adversarios". "Pero no todos somos de la misma condición señor Pons, aunque algunos lo piensen", ha añadido.

PP PIDE "LARGAS EXPLICACIONES" SOBRE EL CASO FAISÁN

González Pons ha subrayado que el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, el vicepresidente tercero, Manuel Chaves y el ministro de Fomento, José Blanco, al igual que Conde-Pumpido se han visto involucrados en asuntos que exigen "largas y claras explicaciones" y en los que el fiscal ha evitado "constantemente" emprender investigaciones.

"Seguramente no es capaz de defender a Rubalcaba en el caso Faisán, al señor Chaves en el caso Matsa, a Blanco en el caso del gerente del PSOE o al fiscal general del Estado en el caso Malaya", ha lanzado al ministro, después de remarcar que el "peor daño" hacia las instituciones es utilizarlas "desde el poder en beneficio propio".

Caamaño, por su parte, ha defendido la imparcialidad de los fiscales, quienes actúan siguiendo los principios de legalidad e independencia "en muchos casos", entre los que ha recordado "el caso Gürtel, el caso Camps, el caso Fabra o el caso Matas". "Un mal día para formular la pregunta, ayer mismo por iniciativa del Ministerio Público fue detenido un consejero de una comunidad socialista", ha agregado.

Para el ministro, las acusaciones del portavoz de los 'populares' resultan "ofensivas" para un colectivo formado por 2.500 juristas que actúan en defensa de la legalidad y el interés general. Asimismo, Caamaño ha instado al principal partido de la oposición a "depurar resposnabilidades" y "no ponerse delante ni detrás ni al lado de los corruptos, de quienes quebrantan la ley".

Para finalizar, ha recordado que durante el Gobierno del Partido Popular se propuso suprimir la Fiscalía Anticorrupción y que el Grupo de Estados Contra la Corrupción (GRECO) advirtió en 2001 sobre la falta de independencia de los fiscales españoles. Sin embargo, ha añadido, cuando los socialistas llegaron al poder cambió el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal con el objetivo de reforzar su "autonomía de decisión", lo cual ha sido premiado por el GRECO en un informe emitido en 2009.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies