Rechazadas en el Parlamento de Extremadura dos iniciativas de PSOE e IU contra la reforma de la ley

 

Rechazadas en el Parlamento de Extremadura dos iniciativas de PSOE e IU contra la reforma de la ley

Voto
SUSANA SAUCEDA
Publicado 15/01/2014 17:34:07CET

La iniciativa socialista ha decaído tras tres votaciones consecutivas con empate a 32 votos

MÉRIDA, 15 Ene. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Parlamento de Extremadura ha rechazado dos iniciativas que habían presentado los grupos parlamentarios Socialista y de Izquierda Unida para reclamar la retirada de la reforma de la Ley del Aborto.

La forma de votación de estas dos iniciativas en el pleno ha levantado la polémica entre los grupos parlamentarios, ya que una vez presentadas por sus proponentes y debatidas en el transcurso de la sesión, el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Valentín García, ha reclamado que la votación sea "pública y por llamamiento", en virtud del artículo 142.C del reglamento de la Asamblea.

Posteriormente, el portavoz del Grupo Popular, Miguel Cantero, ha pedido que la votación sea secreta en cumplimiento del artículo 142.D, por lo que finalmente, y tras leer el artículo, el presidente del Parlamento de Extremadura, Fernando Manzano, ha autorizado a que la votación sea secreta y por llamamiento.

Tras traer la urna, las papeletas y la lista de diputados, en primer lugar se ha procedido a la votación la Propuesta de Pronunciamiento del Grupo Socialista, que instaba al Gobierno de España a "descartar" la reforma de la Ley del Aborto, así como a rechazar la vigente legislación en España sobre salud sexual y reproductiva y a mantener una legislación de plazos "combinadas con determinados supuestos de indicación terapéutica".

Hasta en tres ocasiones se ha votado esta propuesta del PSOE, que finalmente ha decaído porque en las tres se ha empatado a 32 votos en contra y otros 32 a favor. En el momento de la votación, el PSOE contaba con 27 diputados (ya que otro había sido expulsado); IU, que había anunciado el apoyo a la iniciativa, con tres, y los regionalistas del Prex-Crex, con dos. Por su parte, el PP cuenta con 32 diputados.

Respecto a la Propuesta de Pronunciamiento de Izquierda Unida, que pedía la retirada de la reforma, ésta ha sido rechazada con 33 votos en contra, 30 votos a favor y un voto en blanco.

DEFENSA DE LAS INICIATIVAS

En la defensa de la iniciativa del Grupo Parlamentario Socialista, la diputada Isabel Gil Rosiña ha considerado que esta reforma de la ley está "fuera de tiempo y fuera de Europa" y "solo gusta la extrema derecha europea".

Gil Rosiña ha defendido que el aborto "es una decisión personal que debe respetarse" ya que es la mujer la que debe decidir "cuando y con quién" quiere ser madre, por lo que ha criticado la reforma realizada por el gobierno de Rajoy, que "no reclama en absoluto la sociedad española", que "tiene muchos y graves problemas en estos momentos".

Por eso, la diputada socialista ha avanzado que el PSOE, junto con las organizaciones de mujeres y una "gran mayoría" de la social, utilizará "todos los instrumentos democráticos posibles para frenar", lo que ha tachado de "absoluta vergüenza para la democracia" de España.

"No estamos dispuestos a perder la libertad de las mujeres de este país", ha advertido Gil Rosiña, quien ha señalado que "son las mujeres las que deciden sobre su embarazo",

Se trata de una ley que "ha disparado las alarmas en toda Europa" y que generará "mujeres de primera y de segunda", que se diferenciarán entre aquellas que puedan viajar fuera de España para practicarse un aborto y las que no. "No estamos dispuestas a volver a la clandestinidad", ha advertido.

IU PIDE LA RETIRADA DE LA LEY

Por su parte, en la defensa de la iniciativa de IU, el diputado de este grupo Víctor Casco, ha destacado que con esta reforma, el Gobierno "vuelve a una legislación restrictiva", por lo que IU irá "de la mano" con todos aquellos que vayan en contra de esta forma.

"Nadie puede imponer a una mujer un embarazo no deseado", ha señalado Víctor Casco, quien ha considerado que "el Estado tiene que preservar que lo que algunos consideran pecado, no se convierta en delito para el resto de la sociedad", que es en lo que consiste el trasfondo de la ley, según ha dicho.

Víctor Casco ha defendido el "libre derecho de la mujer a abortar", que supone "una postura mayoritaria en la sociedad española y del resto del mundo", ha señalado el diputado de IU, quien ha señalado que en aquellos países con leyes más restrictivas no disminuye el número de abortos, sino que aumenta el número de mujeres que mueren por realizar esta práctica de forma ilegal y sin las mínimas garantías.

PREX-CREX DICE QUE LA LEY "HA CONSEGUIDO DIVIDIR"

Por su parte, la diputada del Grupo Parlamentario Prex-Crex Fernanda Ávila se ha mostrado de acuerdo con las dos propuestas de pronunciamiento presentadas por PSOE e IU para que se retire este anteproyecto de ley, que "lo único que ha conseguido es dividir, incluso al PP".

Fernanda Ávila ha destacado que el aborto es "un tema muy sensible" que "afecta a las convicciones morales de los ciudadanos", por lo que en su opinión debería abrirse un debate en el que participe todas las fuerzas políticas y la sociedad "para garantizar la perdurabilidad de la ley", con el objetivo de que esta no se modifique cuando cambie el gobierno.

Para la diputada regionalista, el Estado "debe garantizar el derecho de las mujeres a decidir" si desean ser madres o no, por lo que ha destacado la importancia de la educación sexual para evitar embarazos no deseados, y ha reiterado la necesidad de que esta reforma "sea consensuada".

EL PP ABOGA POR EL "CONSENSO"

La diputada del Grupo Parlamentario Popular Francisca Rosa, ha lamentado en su intervención la "postura tan radicalizada" que está manteniendo el PSOE a su juicio en esta materia.

Rosa se ha mostrado "consciente" de que este proyecto de ley "no cuenta con el debate suficiente previo" y ha destacado la necesidad de un "consenso" en esta materia, ya que en caso contrario "puede ser una ley efímera", como la del año 2010, según ha dicho.

"Aprendemos de los errores del pasado y de la experiencia", ha señalado la diputada del PP, quien ha insistido en que las fuerzas políticas deben ponerse de acuerdo en esta materia, por lo que "debe abrirse un proceso de diálogo y debate que conduzca a una regulación mucho más consensuada".

Así, Francisca Rosa ha aseverado que "el derecho de las mujeres a decidir sobre la maternidad no se debe enmarcar en un debate político o sociológico", sino que "es un tema de hombres y mujeres" en el que "solamente escuchando a cuantos mas mejor podrán las partes implicadas sentarse en una mesa de diálogo para que la reforma sea duradera".

Rosa ha señalado que desde el PP no van a "escatimar esfuerzos para intentar alcanzar acuerdos" en este tema tan serio, y de hecho, ha avanzado que el Grupo Popular ya ha presentado una iniciativa para reclamar al Gobierno de la nación que no siga adelante con esta reforma hasta que no cuente con el consenso necesario.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies