El Senado retrasa un día por la 'Diada' la celebración de su primer Pleno del curso político

Actualizado 09/09/2012 13:37:13 CET

MADRID, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La celebración de la 'Diada' retrasará un día la celebración del primer Pleno del Senado tras verano, de manera que no comenzará el día 11, martes, sino el miércoles día 12. La petición fue formulada por los grupos catalanes, CiU y la Entesa pel Progrés, y aceptada por la Junta de Portavoces y por la Mesa del Senado, en las que el PP tiene mayoría absoluta.

Fuentes parlamentarias explicaron a Europa Press que el argumento a favor de este cambio de fecha es que existe al menos un precedente: el pasado mes de julio se pospuso el Pleno previsto para el día 25 de julio por la celebración del Día de Santiago, fiesta en Galicia. La sesión tuvo lugar el día 26.

En esta ocasión, los grupos catalanes han pedido el retraso para que sus senadores puedan estar en la 'Diada', fiesta de Cataluña, y los órganos de dirección del Senado han decidido atender la solicitud. Así, ya serán dos los procedentes para la próxima ocasión en la que coincida la fiesta oficial de una autonomía con las sesiones plenarias.

Este primer Pleno del curso político contendrá una sesión de control al Gobierno, pero sin la presencia de su presidente. Mariano Rajoy volverá a someterse a las preguntas de los senadores el día 25 de septiembre, segundo Pleno del mes.

Además, el lunes retomará los trabajos la ponencia creada para estudiar la reforma del Senado. Comparecerá el catedrático de Derecho Constitucional de la Universidad de Sevilla Francisco Javier Pérez Royo y el catedrático de Derecho Administrativo de la Universidad Complutense de Madrid Luis Manuel Cosculluela Montaner.

LA PENSIÓN DE LOS SENADORES

El retraso del Pleno conllevará también el retraso al miércoles de las reuniones de la Junta de Portavoces y de la Mesa. Esta última debe analizar esta semana la situación de los exsenadores que hayan decidido optar por la indemnización por cese que ofrece la Cámara Alta y con la que renuncian a percibir cualquier otra retribución con cargo a presupuestos públicos o que provenga de una actividad privada. Entre ellas, la pensión de jubilación, con la consiguiente pérdida de cobertura pública sanitaria.

Para cumplir con el decreto de recortes aprobado por el Gobierno y convalidado por el Congreso a principios de julio, la Mesa de la Cámara Alta decidió por unanimidad el pasado 26 de julio declarar incompatibles las indemnizaciones por cese de los parlamentarios o la del expresidente de la Cámara con cualquier otra retribución que reciban, tanto con cargo a los presupuestos públicos como procedente de la actividad privada.

El pasado 4 de septiembre concluyó el plazo para que la treintena de exsenadores que perciben cualquiera de estas indemnizaciones optaran entre una u otra. Ahora, la Mesa quiere resolver la situación de los senadores que se quedan sin cobertura pública sanitaria al optar por la indemnización del Senado

Según han explicado fuentes parlamentarias a Europa Press, este tema requiere ser tratado en profundidad y previsiblemente en coordinación con el Congreso, mediante la celebración de Mesas conjuntas, al no considerar justo que los parlamentarios pierdan el derecho a la Seguridad Social por no percibir la jubilación, viéndose obligados de este modo a contratar seguros médicos privados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies