Monseñor Reig Plá: Hay más violencia doméstica entre parejas de hecho

Obispo de Alcalá de Henares, Juan A. Reig Pla
CEE
Actualizado 28/12/2010 12:17:55 CET

MADRID, 28 Dic. (EUROPA PRESS) -

El obispo de Alcalá de Henares y presidente de la Subcomisión Episcopal de la Familia de la Conferencia Episcopal Española (CEE), monseñor Juan Antonio Reig Plá, ha señalado sobre la violencia en el ámbito familiar que ésta se genera "sobre todo" en procesos de separación o divorcio, "de tal manera que los matrimonios canónicamente constituidos son menos dados a la violencia doméstica que aquellos que son parejas de hecho".

Durante la presentación de la Eucaristía por la Familia, que se celebrará el próximo 2 de enero en la Plaza de Colón de Madrid, bajo el lema 'La familia cristiana, esperanza para Europa', monseñor Reig afirmó que España tiene una sociedad "postrada" por el aumento del número de abortos y rupturas matrimoniales en los últimos años.

Reig Plá ha indicado que los abortos y las rupturas familiares son "motivo de preocupación" y ha recordado que desde que se despenalizó el aborto en España, en 1985, se han producido "casi 1,5 millones de muertes", una cifra que, según ha señalado "no se ha dado en ninguna catástrofe o contienda en España" y que "arroja sombras en la sociedad y su organización". "Esperamos que el próximo 2 de enero vuelva a salir el sol en la Plaza de Colón", ha subrayado.

"La iglesia no puede ser indiferente ante estos datos", ha aseverado el obispo, para añadir que ésta tiene que "continuar en su defensa de la familia y los derechos del niño", y ha recordado que "el primero de ellos es el derecho a nacer". También ha señalado que la Iglesia "no enjuicia" a la mujer, sino que "quiere protegerla".

Sobre el divorcio, Reig Plá ha indicado que es un "drama" para las familias y, sobre todo, para los niños. En este sentido, ha lamentado que actualmente se "destruyen, cada vez más, alianzas conyugales en los cinco primeros años del niño", una circunstancia, que, a su entender, "les hace más vulnerables".

Para el obispo, el "drama" para los niños es "no tener un padre y una madre", y ha valorado las palabras del Papa Benedicto XVI en el Ángelus de este domingo en defensa de la familia. "Sólo la familia proporciona a la persona lo que ella necesita para nacer, siendo convocada desde el amor, y sólo la familia es la plataforma en la que se puede crecer como persona y morir como persona", ha reivindicado.

ESPERA MÁS DE MEDIO MILLÓN DE ASISTENTES

En la rueda de prensa de presentación de la Eucaristía del próximo 2 de enero también ha participado la coordinadora de Medios de Comunicación Social del Arzobispado de Madrid, María Rosa de la Cierva, y el responsable de Logística y Actos Públicos, Pedro Besari, que han dado a conocer los detalles de la organización del evento, que espera que reúna a más de medio millón de personas de toda España.

Este año, la celebración tendrá lugar el domingo 2 de enero a partir de las 10.00 horas, en lugar del 27 de diciembre con el fin de que las familias que vengan del extranjero no tengan que viajar el Día de Navidad. En todo caso, algunas familias ya se han ofrecido para acoger a otras que procedan de fuera de España para pasar juntos la Nochevieja.

La Misa la oficiará el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, acompañado de 50 obispos --45 españoles y 5 extranjeros--, y en ella intervendrá el Papa Benedicto XVI en directo tras el rezo del Ángelus para mandar un mensaje a las familias reunidas en la capital española.

Para la organización del evento --con un coste de unos 500.000 euros, la mitad que el año pasado--, el Arzobispado de Madrid ha contado con la colaboración del Ayuntamiento. Su intención es mantener el acto por ellos mismos con la colecta que se realizará durante la Eucaristía y con las aportaciones por SMS. Si sobra una parte de la colecta, se destinará a las familias necesitadas.

El mensaje de bienvenida correrá a cargo de monseñor Reig Plá y durante la celebración se ofrecerán testimonios de padres sobre cómo han transmitido la fe a sus hijos y se cantarán villancicos "conocidos por todos". Además, este año, la misa se traducirá también al lenguaje de signos.

Finalmente, harán su aparición en la Plaza de Colón los Reyes Magos que darán una vuelta para que les vean todos los niños, adorarán a Jesús y partirán de nuevo en su camino hacia Oriente. En el altar, de 25 metros de ancho por tres de largo y de alto, se ha colocado ya una cruz de 20 metros.

Otros datos a destacar son los 2.000 voluntarios que desde las cuatro de la mañana se acercarán a las plaza de Colón e inmediaciones para recibir a los asistentes, las 300 personas que darán la Comunión, un hospital de campaña y unidades del Samur, 50 baños portátiles, dos cabinas de lactancia, tres kilómetros de vallas, ocho de cable, o las nueve pantallas que se colocarán de forma estratégica para que los asistentes sigan la misa.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies