El Vaticano precisa que el Papa no pretendía justificar la violencia con su comentario sobre el puñetazo

Publicado 16/01/2015 17:14:47CET

ROMA, 16 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz oficial del Vaticano, padre Federico Lombardi, ha precisado que en ningún momento el Papa pretendió justificar la violencia al comentar: "Si alguien dice una palabrota sobre mi madre, puede esperarse un puñetazo".

El Pontífice hizo estas declaraciones en el avión dirección a Manila tras preguntas de periodistas sobre si hay límites en la libertad de expresión.

"Evidentemente, no es que el Papa quisiera decir que justifica la violencia. Hablaba de una reacción espontánea que se puede sentir -que, de hecho, uno siente- cuando es ofendido profundamente y, en este sentido, se cuestiona su derecho a ser respetado", ha comentado Lombardi.

En este sentido, ha explicado el Papa usó simplemente un "ejemplo sencillo" para hacer entender que uno se ofende cuando se dicen las cosas "que le tocan muy profundamente y esto lo puede sentir también un creyente cuando se ofende la fe".

"Ha puesto el ejemplo más clásico del mundo, que nos viene a la mente a todos nosotros, cuando hablan de nuestra madre", ha dicho el portavoz oficial del Vaticano.

En este sentido, ha incidido en que para la Iglesia "no es indiferente que se ofenda a la fe". "Hay que tener esto en cuenta: que en una convivencia los derechos tienen que ser respetados, pero esto es obvio", ha agregado Lombardi.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies