Actualizado 11/09/2008 16:44 CET

Almería.-El alcalde defiende la actuación ante las fuertes lluvias pero avanza obras puntuales en algunas zonas

El PSOE propone crear un grupo de trabajo para detectar y solucionar "los puntos negros" de la capital

ALMERÍA, 11 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Almería, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador (PP), defendió hoy la actuación municipal ante las fuertes precipitaciones registradas a primera hora de ayer, que colapsaron las principales vías de acceso a la capital y obligaron a los bomberos a intervenir en más de 60 incidencias, pese a asegurar que el Ayuntamiento intervendrá en aquellas zonas que se ven "especialmente afectadas".

En declaraciones a los periodistas, Rodríguez-Comendador aseguró que el sistema de alcantarillado funcionó "con normalidad" al absorber, según enfatizó, en "pocas horas los aproximadamente 30 litros por metros cuadrado que cayeron en apenas unos minutos" pese a que edificios institucionales, grandes superficies y un aparcamiento subterráneo quedaron anegados.

El primer edil, que respondía en estos términos a las críticas de los grupos políticos de la oposición y algunos sectores económicos, señaló que ninguna ciudad "cuenta con sistema de recogida de pluviales dimensionada para tamañas proporciones", por lo que afirmó no entender las acusaciones vertidas contra el Consistorio.

Al hilo de esto, recordó la labor de saneamiento y mantenimiento ejecutada en los últimos años, "muy importante" según valoró, ya que han paliado "los problemas que generaban los imbornales por falta de limpieza de aquellos que --acusó-- ahora nos exigen planes de emergencia y otras cosas que ya existen".

Por su parte, el grupo municipal del PSOE propuso hoy la creación de un grupo de trabajo que, integrado por técnicos de las áreas de Urbanismo, Obras Públicas, Medio Ambiente y Protección Ciudadana, encontrase la fórmula para terminar con las inundaciones periódicas en determinados puntos negros de la ciudad.

Según detalló el edil socialista Juan Carlos Pérez Navas en una nota, es necesario solucionar los problemas por defectos de urbanización, detectar fallos en las calles y vías --con especial atención a la rotonda del Pabellón Rafael Florido--, así como intensificar la presencia de agentes de la Policía Local en zonas de riesgo y colapso de tráfico.

Sugirió, asimismo, solicitar a los presidentes de las asociaciones vecinales un listado con los puntos negros de sus barrios en lugar de, según señaló, tener una reacción "irresponsable" como la del concejal de Obras Públicas, Francisco Amizián, al asegurar que "el agua se había retirado pronto sin ver a multitud de propietarios de viviendas, comercios, locales y garajes, que han sufrido "pérdidas importantes", así como los conductores atrapados en las vías anegadas.