Rodríguez-Comendador (PP) revalida la Alcaldía de Almería

Actualizado 13/06/2015 16:08:32 CET

Los asistentes arremeten con C's en un pleno tenso marcado por su cambio de voto a última hora

   ALMERÍA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El candidato del PP, Luis Rogelio Rodríguez-Comendador, ha sido proclamado alcalde de la ciudad de Almería con 13 votos, los correspondientes a su concejales, frente a los once votos obtenidos por el socialista Juan Carlos Pérez Navas, quien ha sido respaldado por IU, y a quien C's ha retirado su apoyo en el último momento.

   El alcalde, que ha aceptado el cargo, ha jurado como regidor mientras que buena parte del auditorio desalojaba el Auditorio Maestro Padilla antes de que recibiera la vara de mando de la ciudad por parte del presidente de la Mesa, Rafael Esteban.

   Asimismo, ha hecho entrega de la medalla de concejal a quienes no estaban en posesión de la misma tras un pleno convulso, en el que el líder de C's ha sido abucheado en varias ocasiones, por lo que la presidencia ha tenido que interrumpir el acto y llamar al orden al menos en seis ocasiones.

   Ya en su discurso como regidor, cargo que renueva tras doce años en la Alcaldía, Rodríguez-Comendador ha trasladado su "agradecimiento emocionado y sincero" al tiempo que ha pedido "perdón" por el "proceso" que se ha seguido en las últimas semanas y por el se que se ha "tardado en decidir" al primer edil. "Esperamos que los errores del pasado se conviertan en aciertos en el futuro", ha dicho.

PITIDOS A LOS CANDIDATOS DE C'S

   La sesión se ha desarrollado en un ambiente tenso entre los asistentes al pleno, propiciado por el cambio en el sentido de su voto anunciado por el candidato de Ciudadanos C's, Miguel Cazorla, apenas media hora antes de que comenzara la sesión, sentido en el que ha sido pitado y abucheado en repetidas ocasiones, especialmente cuando ha acudido a prestar juramento, que ha tenido que iniciarse varias veces hasta que la sala le ha dejado intervenir.

   La concejal de IU Amalia Román también se vio obligada a repetir su promesa sobre la Constitución hasta tres veces tras manifestar su compromiso "por imperativo legal" y como "ciudadana republicana". "Lucharé para que las instituciones sean más participativas y Almería una ciudad libre de desigualdades sociales", ha proclamado.

   Por el contrario, los aplausos y vítores han sido una constante en cada una de las intervenciones del candidato del PSOE, sobre todo durante su discurso de investidura en el que ha anunciado que permanecerán "vigilantes" en su lucha contra el desempleo y en la búsqueda de una sociedad "más participativa", por lo que se mantendrán abiertos al "acuerdo y diálogo" con todos los miembros de la corporación.

   Mientras, Rodríguez-Comendador, que fue apoyado por una parte del público en su primera intervención, recordó su condición de partido más votado en las urnas y su intención de combatir el paro desde el gobierno local.

   Llegado el turno de las votaciones, los asistentes volvieron a abuchear con intensidad al grito de "fuera, fuera" a Cazorla en el momento que fue a depositar su papeleta en la urna. Así, cuando se retiró a su asiento nuevamente, se dirigió a la platea mientras negaba con el dedo y la cabeza el comportamiento de los asistentes, gesto que mantuvo una vez ya sentado nuevamente en su lugar.

   Pese a las continuas llamadas de atención por parte de la presidencia, la conducta de crispación fue palpable prácticamente durante toda la sesión, en la que los concejales socialistas, con Consuelo Rumí a la cabeza, mostraron su papeleta antes de depositarla en la urna, lo que provocó unas palabras entre la socialista y Rodríguez-Comendador, cuyo asiento se ubicaba próximo al lugar de las votaciones.

ENTRADA DE LOS PORTAVOCES A LA JUNTA DE GOBIERNO

   En su discurso como alcalde, Rodríguez-Comendador ha anunciado su intención de avanzar hacia una "democracia real y efectiva", que sea "capaz de favorecer el diálogo". "Los problemas de la democracia se solucionan con más democracia", ha asegurado durante su intervención, en la que ha adelantado que los grupos de la oposición, a los que ha pedido que "perseveren en la crítica"; que abrirá las juntas de gobierno a "todos los portavoces" para que sean testigos de las decisiones que se adoptan.

   El alcalde se ha comprometido a defender los "intereses generales" de la ciudad durante los próximos cuatro años y a trabajar en favor de la "recuperación económica, que no termina de ser percibida" y solucionar las situaciones de "exclusión social". "Debemos reaccionar con grandeza y diálogo para retomar el camino común del crecimiento y bienestar", ha remarcado tras haber pedido lealtad institucional al resto de administraciones.

   El reelegido regidor se ha comprometido así a que la próxima corporación, dentro de cuatro años, reciba "una Almería mejor" que la de ahora, por lo que espera que el "diálogo" sirva para "retomar el camino común del crecimiento y bienestar", al tiempo que ha agradecido a su equipo, colaboradores y familiares su apoyo y trabajo durante los últimos años.

Para leer más