Ayuntamiento de Almería aprueba una moción con los votos de PP y Vox para aumentar la seguridad en zonas de inmigración

Publicado 05/09/2019 15:37:19CET
AYUNTAMIENTO DE ALMERÍA - Archivo

ALMERÍA, 5 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Almería ha aprobado este jueves, con los votos de Vox y PP, una moción relativa a la seguridad de los colectivos que "más sufren la criminalidad en las zonas de concentración de inmigración ilegal" después de que el partido de Santiago Abascal, como proponente del texto, aceptara una enmienda de los populares para sustituir una propuesta concreta que instaba a la expulsión directa de los inmigrantes que hubieran cometido algún tipo de delito por otras medidas que se enmarcan en el ordenamiento jurídico.

La moción, según ha explicado durante el Pleno el concejal de Vox Juan Francisco Rojas, emana de la agresión sufrida por un agricultor el 8 de agosto en un invernadero de su propiedad en Roquetas de Mar (Almería) después de que, según la denuncia de sus familiares, negara empleo a un hombre de origen extranjero al duda de su situación regular en España.

Para Vox, las amenazas y robos a los agricultores almerienses se ha "convertido en algo habitual" y por ello se sienten "indefensos", "inseguros" y "abandonados por la justicia", de forma que ya "no se atreven a denunciar" las agresiones, toda vez que el aumento de la inmigración ha dado lugar a una situación de "inseguridad y miedo".

En este sentido, y ante la "alarma social" que, según ha manifestado, se ha generado al enlazar inseguridad ciudadana con inmigración irregular, ha propuesto que se refuerce la seguridad de los agricultores con el aumento de dotaciones "con medios locales" en zonas rurales, que se inste al Gobierno a poner en marcha una estrategia de seguridad en zonas de cultivo intensivo así como una estrategia de lucha contra la inmigración ilegal, y que se pida a la Junta de Andalucía y al Gobierno medidas para la "contratación segura" por parte de los agricultores; aspectos que han sido apoyados por el equipo de gobierno popular.

Por el contrario, la moción ha sido rechazada por el grupo de Podemos, cuya portavoz ha afeado que resulte "contradictorio" que los agricultores apelados por Vox tengan "miedo" de la inmigración irregular pero "luego se sirvan de ellos para sacar adelante la jornada en el campo"; y por el PSOE, desde donde se ha incidido en que la moción parte de una "premisa incierta al relacionar la inmigración con delincuencia", dado los datos de criminalidad han descendido en el último año pese al incremento de la presión migratoria en la provincia, según ha indicado a partir de los datos ofrecidos por Interior.

"Vamos a votar en contra porque utilizan un hecho terrible y condenable no con el objetivo de poner paz, sino de fomentar un sentimiento de odio hacia los inmigrantes, que lo que hace es dinamitar la convivencia entre vecinos", han señalado desde la bancada socialista.

Por su parte, los dos ediles de Cs se han abstenido en la moción después de que Vox no aceptara las enmiendas propuestas ni la posibilidad de votar sus puntos por separado. "No podemos criminalizar a un determinado colectivo", ha dicho el portavoz de Cs, Miguel Cazorla, quien desde su experiencia como empresario agrícola ha asegurado tener a "decenas de inmigrantes en nómina" desde hace "16 y 18 años" sin que haya experimentado "nunca problemas".

A pesar de aceptar la modificación propuesta por el PP y sacar adelante el texto, Rojas ha criticado los discursos "políticamente correctos" y, si bien ha asegurado que su grupo no se opone a la inmigración, ha insistido en que su crecimiento lleva a "problemas de integración y seguridad en las calles". "Además de ser solidarios, muéstrense responsables", ha apostillado.

OBSERVATORIO MUNICIPAL LGTBI

El Pleno ha aprobado con el voto de todos los grupos, salvo el de Vox, una moción impulsada por el PSOE para la creación de un observatorio municipal Lgtbi junto con asociaciones del colectivo mediante el que se incentiven acciones específicas en los ámbitos deportivos, educativo y laboral, se ofrezca asesoramiento jurídico y un teléfono de apoyo y auxilio 24 horas y se cedan espacios locales para que las asociaciones puedan realizar su labor.

Cs ha recalcado su apoyo al movimiento Lgtbi y, aunque se ha cuestionado el coste de un servicio telefónico 24 horas, ha respaldado la moción al igual que el PP, cuya edil Paola Laynez ha destacado la necesidad de contar con "datos concretos" para "diagnosticar" la situación del colectivo en Almería, toda vez que el propio alcalde ha señalado que los observatorios puestos en marcha en la ciudad lo son "a coste cero".

Por su parte, desde Vox se han opuesto "al cien por cien" de la medida e incluso su portavoz, Joaquín Pérez de la Blanca, ha amagado con su postura en relación a los próximos presupuestos municipales. "Señores del PP, si aprueban esta moción, cuando llegue la hora de negociar los presupuestos, vamos a ver hasta qué cantidad podemos rebajar los impuestos, porque si no se puede, no nos valdrá la excusa de que tenemos muchos gastos", ha llegado a decir antes de que se produjera la votación.

De la Blanca ha acusado al PSOE de intentar "moldear la moral" y la "sexualidad" de los ciudadanos "con el dinero del contribuyente". "Hay determinadas actuaciones que, porque son indecorosas, no nos gustan verlas en la calle", ha dicho tras asegurar que su grupo defiende la "libertad de los padres para educar a sus hijos" y antes de minusvalorar las 271 agresiones al colectivo registradas en España en 2017. "¿Merece un observatorio para este tema?", se ha planteado antes de sugerir que se destine dinero a campañas de concienciación sobre los suicidios o las muertes por atragantamiento.

También ha salido adelante una moción de Cs, que ha sido apoyada por el equipo de gobierno, rechazada por Podemos y PSOE y ante la que se ha abstenido Vox, para condenar los "actos de odio y violencia" que miembros de la formación naranja "sufrieron" en la manifestación del Orgullo Lgtbi de Madrid el pasado 6 de junio. "Vamos a votar a favor de esta moción porque queremos defender esa igualdad y derechos que no son de ningún partido político", ha respaldado la concejal de PP Paola Laynez a la hora de apoyar el texto.

Tanto PSOE como Podemos han rechazado los términos de la moción tras recordar que Cs se negó a firmar el decálogo propuesto por los organizadores para participar en la marcha. "Inés Arrimadas se presentó en la manifestación para hacerse la fotografía generando la indignación de las personas que sabían de su rechazo al manifiesto", ha defendido el socialista Antonio Ruano en su intervención, en la que ha criticado el pacto presupuestario de Vox, PP y Cs en Andalucía, con el que se pretende "retirar ayudas al colectivo Lgtbi".

Por su parte, Vox ha considerado que este "deleznable" suceso debe servir a PP y Cs para ver que "el Orgullo --que ha tachado de "lobby"-- no defiende los derechos de los personas sino del activismo de las izquierdas". Así, aunque se ha asegurado defender la "libertad", Pérez de la Blanca ha tachado de "indecente" e "hiriente" que "una serie de señores vaya en unas carrozas con el torso desnudo" o que dos personas del mismo sexo hagan "muestras de cariño casi ofensivas", lo que debería quedar en la "esfera personal", a su parecer.

Desde Vox se ha apelado directamente al alcalde de Almería a colgar del balcón municipal únicamente "las enseñas estipuladas por la ley, que son las que nos representan a todos" para evitar que ondee la bandera del Orgullo Lgtbi, toda vez que ha pedido al PP sentarse a "supervisar las ayudas y subvenciones que se llevan estos lobbys y estos grupos".

De otro lado, el Pleno también ha aprobado por unanimidad una moción del PP para instar a la naviera Armas-Trasmediterránea que cambie el nombre de uno de sus barcos por el de 'Ciudad de Almería' y ha rechazado, con el voto en contra de todos los grupos la primera moción elevada por Podemos para que el Ayuntamiento se oponga al despliegue del 5G "aplicando el principio de precaución".

Contador

Para leer más