Azata sostiene al TSJA que la licencia del Algarrobico "sigue en vigor" y "no puede ser demolido"

El hotel de El Algarrobico pintado con un punto negro
EUROPA PRESS/GREENPEACE - Archivo
Publicado 16/02/2019 11:04:36CET

ALMERÍA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

La promotora del hotel de Azata en El Algarrobico, en Carboneras (Almería), ha trasladado al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que la licencia municipal de obras que se le concedió en 2003 para edificarlo "sigue en vigor" conforme tanto a la normativa urbanística como al planeamiento vigente, por lo que "no puede ser demolido".

Defiende, asimismo, que la caducidad de la licencia que alega Greenpeace en el pleito impulsado por el colectivo conservacionista para agilizar el derribo del hotel "necesita ser declarada mediante un expediente, tramitado en vía administrativa", y que esto no ha sido solicitado ni ante el Ayuntamiento carbonero ni en vía judicial.

El escrito de conclusiones elevado al Alto Tribunal andaluz, de 13 de febrero y consultado por Europa Press, añade, además, que no se cumplen los requisitos legales y reglamentarios para la declarar la caducidad de la licencia "ya que las obras del hotel han estado paralizadas por motivos justificados y no por la voluntad" de la constructora.

Azata advierte de que, dadas estas premisas, "no es posible iniciar un expediente para la demolición" y lo hace en la misma línea expresada por el Ayuntamiento de Carboneras, parte contra la que presentó la demanda Greenpeace y que sostiene que, dado que tendría vetado por sentencia firme del propio TSJA iniciar la revisión de oficio de la licencia de obras, "no procedería llevar a cabo el inicio del citado expediente de demolición".

La sentencia en cuestión, de julio de 2014, es traída a colación también por la promotora y recuerda que examinó "la revisión de oficio de la licencia, declarando la conformidad a derecho de la resolución del Ayuntamiento que denegó tal petición".

El colectivo conservacionista, sin embargo, argumenta que el permiso municipal para construir el hotel "es ilegal porque se concedió en un espacio protegido, invadiendo la servidumbre de protección del dominio público marítimo-terrestre e incumpliendo los plazos previstos en el Plan Parcial", lo que, según remarca, da lugar a la "nulidad de pleno derecho" de la licencia.

La promotora del hotel también señala que el Alto Tribunal andaluz no sería el competente para resolver en primera instancia sobre las pretensiones de Greenpeace después de que el demandante desistiese de una de sus pretensiones, que era la de descatalogar El Algarrobico como urbanizable de las normas urbanísticas de Carboneras, después de que el Ayuntamiento dictase en julio de 2018 un Decreto de Alcaldía para llevarlo a cabo en cumplimiento de otra sentencia firme del TSJA.

"El hotel no puede ser demolido porque la licencia que legitima su edificación esta amparada en una licencia de obras otorgada por la administración competente y que fue declarada ajustada a derecho por una sentencia que es firme, goza de autoridad de cosa juzgada y en cuyo procedimiento Greenpeace fue parte", concluye.

Juan Marín

Juan Marín

Vicepresidente y Consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local Junta Andalucía

27/03/2019

Patrocinado por