Publicado 11/05/2016 10:09CET

Cinco hombres y dos menores detenidos por unos 30 robos y atracos en Almería

ALMERÍA, 11 May. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha detenido en Almería a los siete presuntos integrantes de un grupo organizado, entre los que hay dos menores de edad, caracterizado por ser "extremadamente violento y especializado en robos en interior de domicilios", de forma que se les achaca la presunta comisión de 22 robos con fuerza en viviendas, ocho robos con violencia, tres delitos de lesiones, dos delitos de atentado a agente de la autoridad y un delito de obstrucción a la justicia.

Según ha explicado la Comisaría en una nota, los cinco detenidos mayores de edad han ingresado en prisión tras ser puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Almería, mientras que los dos menores de edad han pasado a disposición de Fiscalía de Menores, que ha acordado el ingreso de ambos en un centro de reforma.

Entre todos los detenidos acumulan un amplio historial delictivo, de forma que les constan 15 reclamaciones policiales y judiciales en vigor. La investigación comenzó a finales del mes de agosto del año 2015, al tener conocimiento los policías de una serie de robos con fuerza cometidos en domicilios de las barriadas almerienses de La Cañada, El Alquián, Venta Cabrera, Bahía Alta y barrio de Los Ángeles.

Al realizar las comprobaciones pertinentes, los agentes hallaron coincidencias entre los robos perpetrados. Los autores evitaban zonas vigiladas por cámaras de seguridad aunque actuaban con las caras parcialmente tapadas y realizaban los asaltos siempre de madrugada. Así, los ladrones accedían al interior de las viviendas mediante escalo, fracturaban la puerta o la ventana, y se apoderaban de joyas, teléfonos móviles, ordenadores y toda clase de objetos que tuvieran fácil venta en el mercado negro.

Entre los detenidos figura el supuesto jefe de la organización, al que se referían por el alias 'Osama', de 22 años de edad. Él era el encargado de seleccionar los domicilios más idóneos para robar mientras ejercía su autoridad sobre el resto, quienes estaban perfectamente estructurados. En el núcleo del grupo también se encontraba su "lugarteniente", un hombre de 21 años, persona de confianza del máximo responsable, quien organizaba y seleccionaba a los autores para la comisión de los hechos delictivos.

AMORDAZARON A SUS VÍCTIMAS

En un segundo escalón se encontraban los autores materiales de los robos y de realizar las tareas de vigilancia durante la realización de los asaltos. En todos los hechos delictivos actuaban como mínimo tres miembros del grupo desarticulado provistos de armas blancas, no dudando en emplear la violencia si eran sorprendidos por los propietarios de las viviendas, con lo que llegaron a maniatar a los moradores.

El grupo criminal desplegaba una actividad delincuencia prácticamente diaria y que todos los miembros del grupo tenían una activa participación. El 20 de febrero, durante una sola noche y según la investigación policial, cometieron cuatro robos con violencia en interior de domicilios. Los asaltantes, provistos de armas blancas intimidaron y amenazaron de muerte a sus víctimas causándoles lesiones de consideración, con lo que maniataron con bridas a varios residentes de los domicilios.

A finales del mes de abril, en la localidad de Huércal de Almería, los investigadores lograron identificar a los autores y situar el domicilio donde se ocultaban los principales investigados. Finalmente, durante la mañana del día 29 de abril se elaboró un dispositivo policial en el que se detectó como tres de ellos salían de la vivienda, momento en que los agentes actuantes procedieron a su detención, aunque su fuerte resistencia hizo que dos policías resultaran lesionados. El resto de detenciones se practicaron durante todo el día y días sucesivos.

La operación ha sido desarrollada por agentes del Grupo V de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Almería.