Colega cancela su concentración hasta que la investigación determine si hubo "homofobia"

Actualizado 27/08/2015 18:43:26 CET

ALMERÍA, 27 Ago. (EUROPA PRESS) -

El colectivo de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales de la provincia de Almería (Colega) ha asegurado este jueves que "respeta" la investigación policial iniciada a raíz de la agresión de una pareja de chicos homosexuales en la feria y espera que la misma sirva para saber si hubo "tintes homófobos" como "al principio" indicaron las víctimas, de forma que ha optado por "cancelar" la concentración prevista frente a su caseta en el recinto ferial esta noche.

En un comunicado, la entidad ha asegurado que no se volverá a pronunciar sobre este asunto hasta que la Comisaría Nacional de Policía, que tiene abierta la investigación de oficio, "aclare todas las circunstancias", sentido en el que han pedido "celeridad" en el proceso.

La asociación criticó la agresión sufrida por una pareja de jóvenes en la madrugada del pasado lunes en torno a la caseta que Colega tiene en la feria de Almería y que acabó con una de las víctimas en el hospital con fractura en una mano y mandíbula. En este sentido, según las primeras manifestaciones, la agresión habría tenido origen en un comportamiento "homófobo" por parte de los agresores.

"Es verdad que existe una agresión con lesiones muy fuertes a un compañero de la asociación y desde Colega respetamos que siga el transcurso de dicha investigación policial para saber si es definitivamente una agresión con tintes homófobos, tal como les llego la noticia a la asociación y tal como se desprendía de algunas declaraciones al principio de las víctimas", ha indicado en una nota el presidente de Colega, Antonio Ferre.

En cualquier caso, Ferre ha aprovechado par trasladar su "más sincera repulsa" a "todo tipo de violencia" que se realice en feria, por lo que ha vuelto a pedir "más seguridad" en el recinto, así como sistema de videovigilancia para registrar "futuras agresiones, sean o no homófobas".

La reacción de Colega se produce después de que la Subdelegación de Gobierno de Almería haya manifestado que la pareja gay señalara en su declaración en Comisaría, a través de la investigación de oficio llevada por la Grupo IV de Homicidos y Lesiones, que "no consideran que haya habido una agresión de carácter homófoba", puesto que "en ningún momento oyeron manifestaciones en este sentido".

UNA "RIÑA"

Según ha explicado el Gobierno, la actuación policial se produjo después de que el portero de la caseta Colega indicara la existencia de una "riña" en los alrededores de la misma a los agentes de Policía Nacional que estaban de servicio en el ferial.

Así, personados en el local se entrevistan con uno de los heridos, quien le manifestó que "no ha sido nada, que ha sido una pelea sin consecuencias y que no presentará denuncia". Pese a ello, después de que en Comisaría se tuviera conocimiento el día 21 que había un herido hospitalizado, "de 'motu propio' ordena, y sin que exista denuncia al respecto, visitar al herido" e "iniciar un procedimiento para aclarar las circunstancias en las que se han producido la lesiones".

Tras llamar a los afectados a declarar a Comisaría, ambos "reconocieron" que "habían sido pareja y que se encontraron esa noche en la caseta" y "mantuvieron una discusión en el transcurso de la cual fueron agredidos", pero que "no se acuerdan de los hechos ni saben que persona o personas participaron".

En cualquier caso, la Comisaría asegura que mantiene abierta la investigación "hasta que se aclaren todas las circunstancias, toda vez que ha habido una agresión con lesiones a un ciudadano y debe de conocerse la autoría para exigirle las responsabilidades que corresponda".

Con esto, la institución que representa Andrés García Lorca ha solicitado que se "mantenga el rigor y la prudencia necesaria ante este tipo de incidentes" y se "evite asignar calificaciones infundadas que dañan la imagen de una sociedad tan abierta y tolerante como lo es la almeriense".