Publicado 29/03/2022 13:34

Condenado por intentar matar en Almería a un agricultor al que robó el teléfono para impedirle pedir auxilio

Archivo - Audiencia Provincial de Almería
Archivo - Audiencia Provincial de Almería - EUROPA PRESS - Archivo

ALMERÍA, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Audiencia Provincial de Almería ha condenado a nueve años y medio de prisión a un hombre acusado de haber intentado matar con una piedra a un agricultor en su invernadero de El Parador de Roquetas de Mar (Almería) al que golpeó en varias ocasiones y al que posteriormente sustrajo el teléfono móvil "para evitar que pudiera pedir socorro".

El acusado ha reconocido los hechos ante el inicio de la vista oral previsto para este martes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Almería, donde se ha alcanzado una conformidad entre las partes después de que el Ministerio Público modificara su escrito provisional de acusación, según han informado a Europa Press fuentes judiciales.

En concreto, el acusado ha aceptado seis años de prisión por un delito de homicidio en grado de tentativa y otros tres años y seis meses por robo con violencia, hechos por los que además se estima el alejamiento e incomunicación con el perjudicado durante 23 años. Del mismo modo, se ha acordado su expulsión del territorio nacional durante diez años una vez cumpla dos tercios de la pena de prisión.

Conforme al escrito de la Fiscalía, los hechos tuvieron lugar sobre las 11,00 horas de 8 de agosto de 2019 cuando el acusado A.K. se personó en el invernadero de la víctima con la que entabló una conversación para solicitar trabajo.

Tras la negativa del agricultor, el acusado volvió al lugar poco después y "con la intención de acabar con su vida" le golpeó en la sien con una piedra, lo que hizo que la víctima cayera al suelo donde fue agarrado del cuello.

El acusado, que se encontraban en situación irregular en el país, agarró al hombre por el cuello y le golpeó repetidamente con la piedra hasta que la víctima perdió el conocimiento, de modo en ese momento huyó del lugar no sin antes sustraer el teléfono móvil "con intención de obtener un ilícito beneficio" y para "evitar que pudiera pedir socorro", conforme el relato del fiscal.

La víctima sufrió heridas de riesgo vital a causa del traumatismo cráneo facial derivado de los golpes, con varias fracturas e intervenciones quirúrgicas, lo que le ha dejado secuelas y le mantuvo cerca de un mes ingresado en el hospital, de modo que también deberá ser indemnizado.

Más información