Fiscalía de Almería pide once años de cárcel a presuntos patrones de la patera en la que murieron 13 personas

Publicado 30/11/2019 10:14:34CET

ALMERÍA, 30 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía Provincial de Almería solicita penas que suman once años de cárcel para dos hombres acusados organizar una travesía en patera hasta España en diciembre de 2018 en la que murieron al menos 13 personas, una de ellas una mujer en estado gestación.

La neumática fue localizada tras horas a la deriva en el mar de Alborán con "fuerte oleaje" y, a bordo, se encontraron los cuerpos sin vida de once personas. Otros dos ocupantes de la patera murieron en la evacuación y en el Hospital Torrecárdenas de la capital.

A la travesía lograron sobrevivir 30 personas, entre ellas los dos procesados por un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y 13 delitos de homicidio imprudente, aunque desde el litoral marroquí partieron 55 inmigrantes, por lo que 13 personas habrían desaparecido en alta mar.

El Ministerio Público remarca en su escrito de calificación provisional, consultado por Europa Press, que, de las dos mujeres y los once varones fallecidos, en su mayoría por ahogamiento aunque también por hipotermia, solo tres personas pudieron ser identificadas. Los tres eran ciudadanos de Malí y la mujer estaba embarazada.

La embarcación neumática fue localizada por una patrullera de la Guardia Civil a las 3,55 horas del 20 de diciembre de 2018 cuando navegaba a unas 13 millas náuticas de Punta Sabinal, en la costa de Almería.

Sus ocupantes, nacionales de Mali, Senegal, Costa de Marfil y Guinea Conakry, llevaban "horas a la deriva" y habían pagado 2.000 euros por el viaje hasta España a sus compatriotas, los acusados, O.B. y D.S., quienes, según el fiscal, "actuaron en todo momento de manera concertada y de común acuerdo" en la organización del viaje.

Subraya que lo hicieron "con pleno conocimiento" de estar "obrando contra lo establecido en la legislación española" y con la "intención de enriquecerse de manera ilícita".

Así, le atribuye a O.B. la conducción de la embarcación y a D.S. el uso de la brújula y el dar a los ocupantes las instrucciones y órdenes precisas, "favoreciendo y facilitando con su indispensable actividad y áun teniendo en cuenta lo arriesgado del viaje, la inmigración clandestina".

El Ministerio Pública destaca que la patera, que partió de una playa de Nador (Marruecos), era "de pequeñas dimensiones" y "totalmente inadecuada" para una travesía "de este tipo" al tiempo que señala la carencia de "las mínimas condiciones de seguridad" como bengalas, balizas, botiquín o chalecos salvavidas, así como "tampoco ningún elemento que sirviera para comunicarse con el exterior en caso de ser necesario".

ENTRÓ AGUA EN LA EMBARCACIÓN Y VARIOS OCUPANTES CAYERON AL MAR

"Tampoco proporcionaron a los inmigrantes comida o agua, poniendo en riesgo su vida y su salud", reprocha, a lo que añade que el motor que propulsaba la embarcación, de 25 cv, era "insuficiente" para el trayecto, lo que provocó que "se quedara sin combustible y a la deriva durante horas en alta mar con un fuerte oleaje que provocó que entrara agua a la embarcación, y que varias personas cayeran al mar".

La fiscal indica que murieron "un número indeterminado de personas" y que, en el momento del rescate por parte de efectivos de Salvamento Marítimo, se encontraron en el interior de la embarcación los cuerpos sin vida de once inmigrantes.

De los supervivientes, varios fueron evacuados de urgencia al Hospital Universitario de Torrecárdenas de la capital almeriense pero uno de ellos falleció en el traslado y un segundo, en el centro sanitario.

"Todos los fallecimientos --remarca el escrito de acusación-- se produjeron por muertes violentas, 12 de ellos por causa de asfixia mecánica por sumersión en agua de mar y el restante a causa de hipotermia".

El Ministerio Público interesa penas de siete años de cárcel por el delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros y una pena única de cuatro años de prisión por los 13 delitos de homicidio imprudente. Asimismo, pide que indemnicen, de manera conjunta y solidaria, con 120.000 euros a cada uno de los herederos de los tres fallecidos que pudieron ser identificados.

Contador

Para leer más